Los coches estropeados e inutilizados en el garaje también necesitan su seguro

Taller mecánico
Taller mecánico

Todos tenemos claro que un coche que circula por las calles debe contar con su correspondiente seguro. De lo contrario, nos exponemos a ser gravemente multados. No obstante, si el vehículo permanece estropeado en casa y nuestra intención es prácticamente desguazarlo, casi todos responderíamos que en tales situaciones no es precisa la póliza. Pues nos equivocaríamos de pe a pa.

En este sentido y según una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), todos los coches deben disponer de un seguro aunque no estén circulando. La disputa surgió a raíz de un caso sucedido en Polonia, en el Distrito de Ostrów. En concreto, durante tres meses, el vehículo que suscitó la polémica había permanecido inmovilizado en un área privada, sin abandonar este recinto hasta que la grúa acudió a recogerlo para trasladarlo hasta el desguace. Fue con ocasión de este trayecto cuando fue multado.

En opinión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, todo vehículo, aunque ya no circule, debe tener contratado un seguro de responsabilidad civil, con la excepción de que ya haya sido dado de baja en la administración y esto último no había ocurrido con el vehículo que motivó el citado caso.

Por lo tanto, aunque las condiciones técnicas del automóvil ya no le permitan circular, si no ha sido retirado legalmente de la circulación, deberá contar con el seguro de responsabilidad civil al que está obligado por ley.

Lo cierto es que en España encontramos muchos vehículos que por olvido o dejación de sus propietarios permanecen aparcados en sus garajes o espacios privados a la espera de ser desmantelados. Por lo tanto, tal situación irregular en la que muchos incurren por ignorancia podría derivar perfectamente en una multa que puede ascender hasta casi 3.000 euros.

Aunque parezca bastante evidente y asumido, muchos ciudadanos continúan desatendiendo a la obligación legal de suscribir un seguro de responsabilidad civil que proporcione una cobertura ante cualquier incidencia al volante que sufran ante terceros. Tanto es así que, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), cada año se imponen casi 130.000 multas por circular sin seguro.

De hecho, en nuestro país existe la abrumadora cifra de 2,65 millones de vehículos sin seguro. Es decir, el 7,7 % del parque automovilístico e incluso se ha incrementado en un 16 % en el último año. Todo ello motivado por la pandemia pues muchas personas –en su necesidad de ahorrar– han decidido hacerlo a costa de dejar de pagar la ITV o seguros de sus automóviles.

Así, conviene recordar el contenido del artículo 2 de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro de vehículos a motor que dispone que cualquier vehículo que no haya sido dado de baja definitiva tiene la obligación de suscribir un seguro obligatorio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Lo más leído