BMW Serie 2, equilibrio dinámico

Nos ponemos a los mandos del coupé de acceso de BMW, un coche que cumplirá las expectativas de muchos conductores gracias a que ahora es más habitable y refinado

BMW Serie 2, equilibrio dinámico
BMW Serie 2 coupé

Lo primero que se nota al plantarnos delante del nuevo BMW Serie 2 coupe es que cuenta con una línea estética más deportiva y dinámica que el Serie 1 Coupé al que sustituye, pues la marca bávara, además de apostar por diferenciar todos sus modelos de 2 puertas con nomenclatura par, les ha dotado de un mayor dinamismo que permita diferenciarlos de las berlinas. Además, la ganancia de tamaño (7cm) le ha sentado muy bien al coupé pequeño de la marca en cuanto a estabilidad y calidad de rodadura se refiere.

Del Serie 1 coupe que llegó en 2007 para retomar la tradición del 1600 y del 2002 se han vendido más de 150.000 unidades en todo el mundo, y es que la tendencia al downsizing ha afectado también a que la gente elija cada vez modelos más pequeños, económicos y utilizables en ciudad. El nuevo frontal más afilado, entradas de aire más grandes o una parte trasera con un llamativo difusor y faros de una sola pieza en tecnología LED le dotan de una imagen más deportiva, y en el interior el nuevo salpicadero más orientado al conductor y una mayor calidad general transmiten una muy buena imagen de conjunto.

La gama de motorizaciones de este modelo está formada por tres versiones de gasolina y por tres diésel, con una horquilla de potencias que oscila entre los 143 y los 326CV. En diésel, los clientes podrán elegir entre tres propulsores basados en el bloque de 2 litros con 143, 184 ó 218CV.   La oferta de mecánicas de gasolina comienza con la versión 220i, con 184CV, a la que sigue el BMW 228i de 245CV. La variante de mayores prestaciones es el BMW M235i, que desarrolla una potencia máxima de 326CV y promete sensaciones M Performance a espuertas.

Todos los motores menos el diesel más potente van asociados a una caja de cambios manual de seis velocidades con el típico tacto BMW duro y consistente. La automática de ocho marchas (2.395 €) reduce los consumos y será la opción ideal para combinar confort y eficiencia, pues consigue medias de 4,2 litros/100 km en los 218d y 220d o dejar en 5,7 litros la necesidad del 220i. Las medidas Efficient Dynamics (recuperación de energía, Start&Stop o cambio de marchas aconsejado) son de serie en todos, y el modo de conducción Eco Pro permite ahorros de hasta el 20%.

Su condición de propulsión trasera y un reparto de pesos ideal que apoya el 50% del peso sobre cada eje consiguen que la conducción del BMW Serie 2 sea adictiva. Neutro, muy estable gracias a los 2,5cm extra de anchura que ha ganado, nada subvirador y con los sobrevirajes totalmente bajo control electrónico, este modelo será más rápido que el Serie 1 en cualquier circunstancia. La posibilidad de elegir el modo de conducción Sport consigue además un equilibrio con la comodidad muy elevado. La dirección y la suspensión activas son opcionales en todos los modelos menos en el M235i, pero son dos opciones que ponen la guinda para los que busquen la perfección dinámica.

Los precios en nuestro mercado parten desde los 29.900 euros de la variante diésel de acceso y finalizan en los 49.900 euros del tope de gama, el M235i Coupé, una alternativa muy racional al esperado BMW M4 que los más puristas de la casa esperan con nerviosismo y que os detallaremos en una prueba a fondo. La versión descapotable del Serie 2 llegará a final de año y el lanzamiento de una carrocería con cuatro puertas para competir con el Mercedes CLA y el Audi A3 Sedán es más que previsible. Si quieres saber más no te pierdas nuestra videoprueba.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído