Que los vehículos con ínfulas de todo terreno están de moda es una perogrullada, y decidirse por uno requiere cada vez de mayor análisis y criterio de selección

Lucha sin cuartel en el segmento SUV de tamaño medio

Enfrentamos a una variada competencia para dilucidar cuál es el más equilibrado: BMW X3, Ssangyong Korando, Opel Mokka, Skoda Yeti o Renault Captur

Lucha sin cuartel en el segmento SUV de tamaño medio
Skoda Yeti 2014 0 ESD - The Motor Lobby

Cualquier usuario que se enfrente a la decisión de comprar un vehículo hoy en día tendrá sobre su mesa diferentes opciones que le gustaría ver en su garaje, y me apuesto una mano a que una de ellas es un SUV, y eso a pesar de que el último estudio del comparador de seguros Acierto ha demostrado que este tipo de vehículos es hasta 9.000€ más caro que su equivalente modelo familiar sobre carrocería berlina. Personalmente entiendo perfectamente su atractivo y el posicionamiento de vida que otorgan, y aunque a nosotros nos costaría decantarnos por un modelo, hemos hecho una selección de los más interesantes del mercado para distintos tipos de clientes.


El que quiera status tiene en el BMW X3 un candidato premium que solventa muy bien su posición ante rivales de la talla del nuevo Lexus Nx300 y aboga por una conducción más emocionante que los Audi Q5 o Mercedes GLK. Frente a esto, el Ssang Yong Korando de segunda generación es un coche que pretende monetizar hasta el último de los euros que cuesta con una solvencia muy ajustada en todos los aspectos y una habitabilidad a precio imbatible. El Skoda Yeti tiene en el equilibrio y la diferenciación su gran arma, y es un modelo que, sin mucho ruido, lo hace todo bien. La lucha se torna encarnizada en el segmento pequeño, y el Opel Mokka y el Renault Captur se baten el cobre con un posicionamiento más masculino y atrevido por la parte germánica, con clara herencia americana. El galo no puede montar el 4×4 ni en opción, y por ello es el más ciudadano y femenino de todos.


BMW apuesta por la conducción


La fiebre de los SUV nos ha llevado a que cada marca tenga un representante de este tipo de coches en todos los segmentos del mercado y por ello la oferta a elegir por el público es ingente, pero si nuestras opciones pasan por tener un modelo netamente asfáltico, BMW es una de las que mejor se comportan en este sentido. El X3, su modelo medio y también el más racional de todos, acaba de ser sometido a una pequeña renovación junto con la puesta en escena del X4 que incrementa su atractivo. Estéticamente apenas se diferencia de la anterior generación, con unos faros de nueva forma que pueden llevar tecnología LED y pequeños retoques sin importancia además de 5 nuevos colores para la carrocería.



Bajo el capó un nuevo motor diesel de doble turbo 2.0 de 190CV es sin embargo una novedad que sigue mejorando este fantástico 4 cilindros. Aumenta en 6CV la potencia del anterior generación, y mejora las prestaciones con una aceleración de 0 a 100 km/h de 8,1 segundos, mientras el consumo medio homologado se coloca en unos fantásticos 5,0 l/100 km. La gama sigue siendo muy completa con 3 mecánicas diesel y 3 gasolina con potencias de hasta 313CV, y los precios  empiezan en los 39.100 euros del sDrive18d de 150CV y tracción trasera, sin duda alguna uno de los modelos más racionales y satisfactorios de la gama, ya que a pesar de su nomenclatura el bloque es un 4 cilindros diesel de 2 litros con mucho empuje.


El espacio es la baza del Korando


El SsangYong Korando milita en el mismo segmento que el X3 en cuanto a tamaño se refiere, pues no en vano es uno de los SUV más amplios de su categoría, pero su posicionamiento es diametralmente opuesto. Aquí la practicidad y la relación calidad-precio-espacio lo son todo, y el modelo asiático intenta hacerlo todo con la suficiente honestidad para que sus usuarios tengan un alto nivel de satisfacción. Obviamente no podemos buscar en su comportamiento la finura de la trazada del BMW, que supera con creces a la de muchas berlinas, pero el Korando mantiene un honroso equilibrio en todas las situaciones.


Mecánicamente el motor diesel de 149CV y cambio manual es sin duda la elección más adecuada, y con 360Nm de par es un bloque que tiene fuerza suficiente para mover a este SUV con soltura, de hecho mejor que la versión superior de 175CV y cambio automático. El consumo además resulta aceptable en una conducción combinada, y se puede quedar en 6,5 litros a nada que vigilemos un poco el tipo de conducción. La calidad de los acabados de nuevo juega a cumplir los mínimos, y desde luego el salto respecto a la anterior generación es total. Mirando los precios, que arrancan en 16.450 euros para la versión de gasolina de 150CV o en los 19.700 del diesel (a lo que habría que restar promociones) uno comprende que por la mitad de lo que vale el alemán se tiene que mirar al Korando con otros ojos.



Skoda tiene un Yeti en la manga


Bajando un escalón en cuanto a tamaño la casa checa tiene en la segunda generación del Yeti un completísimo contendiente, un coche que lo hace casi todo bien y que tiene descaro de sobra para plantar cara a rivales que parecen mejor dotados pero que una vez en marcha quedan en entredicho ante la solvencia del Skoda. Con una estética más masculina y cuadrada, la nueva imagen de marca en el frontal y con sus mecánicas y su tecnología puestas al día este SUV compacto tiene además una relación calidad-precio difícilmente batible. El Skoda Yeti 2014 cuenta con 7 variantes mecánicas: 4 diésel y 3 gasolina, todas ellas sobrealimentadas y de inyección directa con potencias que van desde los 105CV del 1.2 TSI a los 170 del 2.0 TDI


Fuera del asfalto los 18cm de altura libre al suelo resultan suficientes para transitar por la totalidad de caminos a los que la mayoría de los usuarios se atreverán a llegar, y la quinta generación de la tracción total con embrague Haldex incorpora un botón ´offroad´ que realiza todo el trabajo cuando la cosa se va complicando, ya que incorpora control de descenso, ayuda de arranque en pendiente, y un tarado específico del ABS y el ESP menos restrictivo. En el interior el sistema de asientos traseros VarioFlex ofrece una gran versatilidad, ya que los tres asientos posteriores se pueden abatir o extraerse individualmente y el delantero se abate. Si a ello le sumamos que se puede tener un Yeti  TSI por sólo 14.450 euros o un TDI por 16.990 la ecuación se torna muy simple.



Opel y Renault juegan en la ciudad


En cuanto a los SUV urbanos se refiere Nissan fue la marca que marco el ritmo cuando al calor del éxito del Qashqai decidió lanzar el Juke, que sin llegar a los niveles de su hermano demostró que había un público urbanita que también quería sumarse a la fiebre campera. Opel fue de las primeras marcas en reaccionar y con el Mokka, el hermano europeo del Chevrolet Trax, se sumo a la tendencia en 2012 con un producto bien resuelto. Este modelo se fabrica desde este año en la fábrica de Figueruelas de la compañía, y en su gama se puede optar por versiones muy completas que tienen su tope en el 1.7CDTI de 130CV con tracción integral. Este motor casa a la perfección con un modelo que a pesar de militar en el Segmento B llega casi a los 4,3m de longitud, lo que en realidad hace que su tamaño exterior sea muy aparente, aunque en el interior no se refleja tanto, sobre todo atrás y en el maletero de apenas 355 litros.


El diseño del modelo de General Motors es muy masculino, con formas muy cuadradas y un innegable toque «rudo» que delata sus genes americanos, aunque esto no se traslada igual a sus aptitudes camperas dada la limitada altura libre al suelo. La calidad de acabados es muy buena, algo que se aprecia especialmente en su interior, y aunque le falte diferenciación respecto a sus hermanos de gama hay que reconocer que este coche consigue tener más empaque que sus rivales directos. Esto se refleja de nuevo en las posibilidades de equipamiento del Mokka, pues ningún contrincante puede combinar lector de señales de tráfico, alerta de cambio de carril involuntario, faros de xenón direccionales, asientos delanteros y volante calefactables o el práctico y singular porta-bicis integrado FlexFix.



La mayor pega del modelo de Opel es su actual desfase mecánico. Si queremos optar por una mecánica de gasóleo ahora mismo sólo está disponible el mencionado 1.7CDTI, que si bien es un bloque más potente de lo habitual para su segmento (el Peugeot 2008 se queda en 115CV y el Renault Captur en 90), resulta muy poco refinado dada su antigüedad. En cuanto la marca decida incorporar el nuevo 1.6 GDi que ya pudimos probar en el Zafira tendremos en el Mokka a uno de los SUV más interesantes. El precio no acompaña de la misma manera y los 20.650 euros  de partida de la versión diesel más accesible nos parecen algo elevados, sobre todo porque con el equipamiento al completo que se puede incorporar la tarifa puede superar sin despeinarse los 31.400 euros, demasiado para su categoría.


El posicionamiento de Renault con el Captur parece por tanto algo más adecuado para este nicho de mercado, y aunque su modelo puede parecer algo «descafeinado», su gran comportamiento una vez en marcha, las versiones disponibles y su capacidad de personalización son sin duda puntos a favor que consiguen incrementar su atractivo enormemente. A pesar de sus 4,1m de longitud la habitabilidad está muy buen resulta con elementos como la banqueta trasera desplazable en 16cm, lo que permitirá modular el maletero y el espacio para las piernas y dando una amplia sensación espacial.



En el apartado mecánico, el Captur se ofrece con dos propulsores gasolina: Energy TCe 90 y TCe 120. En Diesel, el Captur puede equipar el motor Energy dCi 90. Así mismo, la caja automática de doble embrague EDC, se puede equipar en los motores dCi 90 y TCe 120, siendo esta ultima combinación una de las más interesantes del segmento por su gran solvencia y eficiencia. A pesar de contar con 20cm de altura libre al suelo la ausencia de versión alguna con tracción integral limita las capacidades offroad del galo, que se limitarán a caminos en buen estado. El sistema de control de tracción tampoco está disponible, pero la ligereza del conjunto consigue una conducción muy placentera. Los 13.975 euros del precio con ofertas que se pueden conseguir en este modelo (16.875 en diesel) le sitúan en una gran posición comercial, y sus combinaciones cromáticas y elementos distintivos consiguen hacer de este SUV un gran compañero tanto en ciudad como fuera de ella.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído