Esencia deportiva en frascos pequeños

Hoy comparamos una suculenta oferta de ligeros, ágiles y rápidos GTI que combinan a las mil maravillas la potencia de sus explosivos motores con la competitividad de sus ajustadas tarifas, haciendo posible conducir a diario un deportivo a pequeña esc

Esencia deportiva en frascos pequeños
gti pequenos 4 The Motor Lobby - T.R

Si bien es cierto que la categoría reina de los GTI siempre ha correspondido a los compactos deportivos que tienen en el Volkswagen Golf GTI a su visionario y referente, la fórmula ha sido copiada a pequeña escala desde tiempos inmemoriales por la mayoría de marcas de volumen del segmento B. Ford, Peugeot, Renault, Opel… Todas ellas de alguna manera han estado presente con versiones deportivas de sus utilitarios, deportivos de peso pluma y tracción delantera que fueron tan populares como divertidos de conducir: Ford Fiesta 1.3 Súper Sport (1981), Peugeot 205 (1984), Renault Clio Williams (1990), Opel Corsa GSi 16v (1993)…

La evolución del automóvil ha traído a estos mitos hasta tiempos presentes. Aunque de una manera dulcificada, aquellos célebres automóviles encuentran réplica en modernos, tecnológicos, versátiles y rápidos subcompactos deportivos actuales: Ford Fiesta ST, Peugeot 208 GTI, Renault Clio RS, Opel Corsa OPC… Coches, todos ellos que superan ampliamente a sus abuelos desde cualquier prisma medible, aunque según algunas voces autorizadas, hayan perdido el alma de aquellos viejos rockeros.

Por ejemplo, el último en apearse del romántico tren de los motores atmosféricos ha sido el Clio RS (200cv), que con una mecánica 1.6 litros de gasolina más compacta y explosiva turboalimentada y un cambio automático de doble embargue rapidísimo es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y al mismo tiempo consumir 6,3 l/100 km. Otras siglas deportivas como OPC de Opel ofrecen dos versiones en el caso del Corsa: la estándar (192 cv) y otra con apellido Nurburgring (210 cv) cargada de intenciones que alcanza los 230 km/h de velocidad máxima y esprinta hasta los 100 km/h en 6,8 segundos.

También con motores de 1.6 litros de cilindrada y turbocompresor aparecen los Ford Fiesta ST (180 cv) y Peugeot 208 GTi (200 cv). El modelo de la marca norteamericana destaca por un precio realmente bajo de 21.300 euros y el de la firma del león por una relación entre prestaciones y consumos sobrecogedora: 230 km/h, 6,8 segundos y 5,9 l/100 km. El mismo motor de origen BMW que el 208 GTi monta el DS3 Racing (202cv), una locomotora que se impulsa hasta los 100 km/h en 6,5 segundos y los 235 km/h de velocidad tope.

Por supuesto el Grupo Volkswagen está muy presente en este variado surtido de pequeños GTI. El emperador, no solo dentro del consorcio alemán, sino de la categoría es el Audi S1, con una brutal potencia de 231 cv procedentes de su motor 2.0 TFSI transmitidos al asfalto por las cuatro ruedas y que se traduce en unas prestaciones (5,8 s en aceleración y 250 km/h en velocidad) por encima incluso de deportivos de mayor lustre, incluido el Golf GTI Permormance (230 cv). También su precio de 34.200 euros se sale de lo normal.

Una de las últimas novedades en anunciarse -hasta 2015 no se venderá- ha sido el nuevo Volkswagen Polo GTI, al que se le trasplanta un corazón más grande en forma de motor turboalimentado de 1.8 litros y 192 cv de potencia (antes 1.4 y 180) que le permitirá colarse por encima de la mayoría de sus rivales naturales en lo que prestaciones se refiere: 236 km/h de velocidad punta y 6,7 segundos de 0-100 km/h. En una posición más modesta quedará su primo Seat Ibiza Cupra (22.800 €); y es que el subcompacto deportivo español sigue apurando la vida comercial del pequeño bloque 1.4 TSI de 180 cv con cambio automático DSG (228 km/h y 6,9 segundos) que ajusta el consumo mixto en unos plausibles 5,9 l/100 km.

Por encima de la frontera de los 7 segundos se sitúan los dos últimos modelos de esta clasificación: Alfa Mito QV (1.4 Turbo de 170 cv) y Nissan Juke 1.6 DIG-T (1.6 Turbo de 190 cv). Al GTI italiano, que presume de un económico precio de 22.000 euros y de un irrisorio consumo de 5,4 litros, lo lastra su modesta potencia en estas lides, acelerando de 0 a 100 en 7,3 segundos y logrando los 219 km/h de velocidad máxima. Por su parte al crossover japonés los penalizan su peso (casi 1,4 toneladas) y aerodinámica (Cx de 0,35), teniéndose que conformar con 7,8 s y 215 km/h de punta.

LOS GTI SUBCOMPACTOS MÁS RÁPIDOS:

Audi S1 (231 cv) 5,8 segundos
Citroën DS3 Racing (202 cv): 6,5 segundos
Volkswagen Polo GTI (192 cv): 6,7 segundos
Renault Clio RS (200 cv): 6,7 segundos
Opel Corsa OPC Nurburgring (210 cv): 6,8 segundos
Peugeot 208 GTI (200 cv): 6,8 segundos
Ford Fiesta (ST 180 cv): 6,9 segundos
Seat Ibiza Cupra (180 cv): 6,9 segundos
Opel Corsa OPC (192 cv): 7,2 segundos
Alfa Romeo Mito QV (170 cv): 7,3  segundos
Nissan Juke 1.6 DIG-T (190 cv): 7,8 segundos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído