En la redacción queríamos saber cuál es el compacto prestacional más completo del mercado, y para tratar de llegar a una respuesta objetiva hemos enfrentado a lo mejor de cada casa

Enfrentamos a cinco súper ´púgiles´ compactos y deportivos

La lucha ha sido encarnizada, pero lo más sorprendente es la capacidad dinámica que han alcanzado todos ellos y su facilidad de conducción

Enfrentamos a cinco súper ´púgiles´ compactos y deportivos
compactos deportivos 00 ESD - The Motor Lobby

Los clientes son cada vez más racionales así que la comparativa de hoy versa sobre los deportivos más lógicos y satisfactorios del mercado. Son modelos derivados de compactos con grandes ventas que adoptan para la ocasión unas carrocerías vitaminadas y motores potenciados de alto rendimiento, lo que les permite a la vez un aporte de imagen a la gama indudable y una mutación de su personalidad sorprendente. Cada uno tiene sus particularidades en el apartado técnico para ofrecer su propia personalidad dinámica y los precios son dispares entre sí, pero con cualquiera de ellos la diversión está más que garantizada.

Como en todo buen combate de boxeo, lo primero son las presentaciones, aunque en este caso los cinco púgiles se tendrán que repartir las cuatro esquinas del cuadrilátero. Son, ordenados por sus potencias declaradas, Seat León Cupra (280 cv), Audi S3 Sportback (300 cv), Subaru WRX STI (300 cv), BMW M135i (320 cv) y Mercedes A45 AMG (360 cv). Cinco súper compactos deportivos, de marcas premium o generalistas, alemanas o japonesas, con carrocería tipo berlina o hatchback, con tracción total, delantera o trasera, pero siempre en la cumbre del histórico segmento GTI.

El primero de ellos es el Seat León Cupra, el más económico y el que se ofrece con una gama más abierta, ya que se puede combinar con la carrocería de tres (SC) o cinco puertas, cambio manual o automático DSG de seis velocidades, y con dos niveles de potencia de 265 ó 280 cv. Para acercarlo a sus contrincantes tomamos como referencia la edición  con mejores prestaciones y una tarifa que asciende a 34.570 euros, esto es, el 3p, DSG y 280cv, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos (siempre con la velocidad máxima limitada a 250 km/h), un dato muy notable para un tracción delantera como el Cupra, que en esta nueva generación garantiza la eficacia de la mano de un diferencia autoblocante activo. Basado en la plataforma modular MQB del Grupo VW, el nuevo Cupra también destaca por su reducido consumo homologado: 6,4 litros. Es probablemente la opción de compra más inteligente.

Su primo hermano premium, también basado en la plataforma MQB, es el Audi S3 (300 cv), que, a diferencia del modelo español, cuenta con la tracción total Quattro de funcionamiento electrónico que reparte el par al eje trasero en función de pérdidas de adherencia de las ruedas delanteras. En la variante tipo hatchback de 3 puertas -la original del modelo- y con el cambio automático S-Tronic de seis relaciones (equivalente al DSG), la factura por llevar los cuatro aros en la parrilla delantera asciende a 43.920 euros. Aunque consume algo más que el Cupra (7 l/100 km), lo supera en prestaciones puras al acelerar desde parado y hasta los 100 km/h en tan solo 4,8 segundos. La interesante carrocería sedán de 4 puertas y maletero es una opción sin embargo mucho más elegante y que permite plantearse si de verdad necesitamos un S4 ante la elegancia y contención de esta pequeña berlina.

En mitad de la clasificación, también con 300 cv de potencia máxima, se encuentra el Subaru WRX STI. El único representante no europeo es por concepción pura el más deportivo y radical de todos, un carreras-cliente matriculable que es todo pasión. Además se trata de una gama completamente cerrada, es decir, sólo se vende con cambio manual de seis velocidades, tracción total con diferencial central y carrocería tipo berlina por un competitivo precio de 44.900 euros. Otra característica especial del súper deportivo japonés es su motor, el único que no tiene dos litros de cilindrada sino 2.5 y que además se configura en posición bóxer (y no en línea) y con inyección indirecta de gasolina (y no directa). Estas licencias ‘circuiteras’ tienen una doble lectura; por un lado lo aúpan hasta los 5,2 segundos de 0-100 y por otro, lo relegan en materia de consumo al declarar la peor homologación de los contendientes: 10,4 litros en ciclo mixto. Es el modelo que se compra con el corazón, ese que te pone una sonrisa cada vez que la carretera se retuerce.

Como buen BMW, la variante M135i del Serie 1 (320 cv) se puede configurar al gusto del cliente: 3 ó 5 puertas, cambio manual o automático y con tracción a las ruedas traseras o total xDrive. Por tradición de deportivos a propulsión, el BMW M135i 3p automático de siete velocidades es un digno heredero de viejos modelos de la marca bávara, entre otros motivos, porque es la versión más rápida de la gama con un sprint de 0 a 100 en 4,9 segundos y además la más eficiente con un consumo mixto de 7,5 litros. Su precio se fija en 46.674 euros. El sonido de su motor es música para los oídos, y la manera en que entrega la potencia su bloque de 6 cilindros en línea es una experiencia difícil de abandonar una vez que se ha probado. Es el modelo más adecuado para un tipo de cliente adicto a la exclusividad.

Eso sí, para exclusivo y desmedido el Mercedes A45 AMG resulta el rey de la comparativa: 360cv de potencia máxima y 4,6 segundos en aceleración de 0 a 100. Son números insólitos para su motor de dos litros de cilindrada (su potencia específica es de 181 cv/litro), colocándolo en coordenadas de deportivos consagrados de la talla de un Porsche 911. Su elevada exclusividad, como en el Subaru, queda plasmada en una gama cerrada: únicamente está disponible en un cuerpo de cinco puertas y con la tracción total 4Matic y el cambio automático de 7 velocidades. A estas alturas del combate es fácil imaginar que el A45 AMG es, además del modelo más rápido, el más caro de los cinco púgiles enfrentados con un precio base de 55.150 euros.

Si hace 10 años nos llegan a decir que el segmento de los compactos deportivos iba a llegar a este nivel de refinamiento técnico y capacidades dinámicas pocos nos lo hubiéramos podido imaginar. Estos deportivos “generalistas” son capaces de ofrecer el rendimiento de algunos los mejores modelos de altos vuelos de hace una década, y lo mejor de todo es que lo hacen con una facilidad de uso al volante fascinante.

Cualquier conductor verá como sus dotes a los mandos se incrementan con cualquiera de ellos, y pasará por sus tramos de carretera favoritos a ritmos nunca antes alcanzados con su “coche habitual”. Porque esa es la gran ventaja de casi todos ellos (el Subaru es algo más extremo), sirven igual para llevar a los niños al colegio que para marcarse unas tandas en circuito y para tener a la parienta contenta con una factura comedida.

En resumen:

Seat León Cupra (280 cv) – tracción delantera – 5,7 segundos – 34.570 euros
Audi S3 Sportback (300 cv) – tracción total – 4,8 segundos – 43.920 euros
Subaru WRX STI (300 cv) – tracción total – 5,2 segundos – 44.900 euros
BMW M135i (320 cv) – tracción trasera – 4,9 segundos – 46.674 euros
Mercedes A45 AMG (360 cv) – tracción total – 4,6 segundos – 55.150 euros

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído