En la lucha de los combustibles alternativos la compañía española da un paso al frente en su apuesta por el Gas Natural y presenta dos modelos de una solvencia y ahorro supinos, ya que reduce a la mitad el coste de combustible y un 25% las emisiones

Seat TGI y Ecofuel, una apuesta por el gas muy gratificante

Son vehículos fabricados en serie y mantienen intactas sus prestaciones, ¿se puede pedir algo más?, sí, una adecuada red de repostaje

Seat TGI y Ecofuel, una apuesta por el gas muy gratificante
Seat TGI ESD - The Motor Lobby

El Gas Natural es otro de los derivados de los combustibles fósiles, pero a diferencia del petróleo éste cuenta con muchas más reservas y es renovable, con lo que su ventaja comparativa por la sostenibilidad que implica es mucho mayor. Esa parece ser una de las razones para que Seat haya apostado por desarrollar dos vehículos que se propulsan con esta fuente alternativa, el León TGI y el Mii Ecofuel, y tras haber realizado una toma de contacto y haber comprobado su gratificante uso y su simpleza de utilización, junto con el innegable ahorro y ecología que implican, estamos convencidos que será una de las soluciones de movilidad del futuro.

Ese futuro está asociado a la red de repostaje de estaciones de Gas Natural, que en este momento se limita a 39 puntos en toda España, sin duda una cifra lejos de ser suficiente pero que por distribución geográfica y por la ventaja técnica de que ambos modelos funcionan con dos depósitos de combustible (gas y gasolina), no supone una barrera insalvable. Entre las ventajas del gas natural frente a los combustibles utilizados en la actualidad, vemos que la energía aprovechable de 1 kilogramo de gas natural es idéntica a la de dos litros de GLP, 1,5 litros de gasolina o 1,3 litros de gasóleo, reduciéndose en un 25% las emisiones de CO2 y en un 87% las de NOx, comparando estas últimas con las de un motor diésel equivalente.

Llevando estas cifras al terreno de la práctica y tomando como base el Seat León 1.4 TGI de 110CV, que sigue siendo un bloque muy suave y agradable de conducir y no experimenta merma alguna de sus prestaciones, vemos que la comparación con el mismo motor TSI y el TDI equivalente le da una ventaja directa en el bolsillo ya que cada 100 kilómetros del motor de gasolina cuestan 6,49 euros, por 4,20 del TDI y 3,46 euros del motor alimentado con gas natural. Es cierto que el coste de adquisición (desde 16.660 euros con todas las ayudas) es casi equivalente al del diesel (550 euros menos) y unos 2.400 euros más que el gasolina, pero si se extendieran las ayudas a los combustibles alternativos como las que tiene el país vasco (2.400 euros), podemos estar hablando de una alternativa muy seria. Sin ellas el TGI se amortiza a los 50.000Km.

A nivel de prestaciones el 1.4 TGI acelera de 0 a 100 en 10,9 segundos, mientras que el 1.2 con la misma potencia lo hace en 9,9. Sin embargo a nivel de emisiones es imbatible. El TGI emite 94 gramos por kilómetro, mientras que el TSI sube hasta 114. El 1.6 TDI de 110CV se queda en 87 gramos, pero está muy descolgado cuando analizamos, los niveles de Nox. Todos utilizan un cambio de marchas de 6 relaciones.

El empleo de gas natural tiene la ventaja de que sólo obliga a ligeros cambios internos en el motor, que son ambos de última generación, para adaptarlos a la menor lubricación y los mayores rozamientos que se producen en algunas zonas. En el León, el depósito de gas de 15Kg añadido no limita la capacidad del de gasolina, que mantiene sus 50 litros, y la autonomía combinada de ambos combustibles es de 1360 kilómetros.  El conductor no tiene que seleccionar en ningún momento el combustible que se utilizará, el coche funciona siempre que pueda con Gas Natural, y cuando se acaba pasa a la gasolina sin ningún tipo de incidencia en la conducción.

El Mii Ecofuel es una interpretación ciudadana de este concepto muy conseguida, y su mayor desventaja es que el depósito de 11Kg de gas natural limita el depósito de gasolina a 10 litros, lo que es un hándicap dada la actual red de repostaje de Gas. De todas formas, con 600Km de autonomía combinada (380 con Gas Natural) y un enfoque eminentemente ciudadano (en carretera sus 68CV se quedan escasos), hay que fijarse en sus 79 gramos de emisiones de CO2 para comprender y valorar todo su sentido. Está disponible con los mismos acabados que en el León,Reference y Style, por 12.240 y 13.610 euros, que con ayudas pueden empezar en 8.780 euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído