Economía
Pago con tarjeta. EP

Durante décadas las bases de datos de pines han sido filtradas y pirateadas. De hecho, un equipo de investigadores de la Universidad de Newcastle en el Reino Unido, ha descubierto un método para hackear tarjetas de crédito, incluyendo fechas y códigos de seguridad, en tan sólo seis segundos y mediante la consulta en sitios de comercio electrónico.

Nick Berry, científico de datos en Facebook, ha investigado los rasgos más comunes en las tablas con números pin publicados anteriormente por 'hackers' filtrando los resultados y analizándolos entre 3.4 millones de ellas.

Cada una de las 10.000 combinaciones desde 0000 hasta 9999 que se forman con cuatro dígitos se representó para encontrar cuáles son los más y menos predecibles.

Este es el listado de las 10 más comunes.

  • 1) 1234 11) 9999
  • 2) 1111 12) 3333
  • 3) 0000 13) 5555
  • 4) 1212 14) 6666
  • 5) 7777 15) 1122
  • 6) 1004 16) 1313
  • 7) 2000 17) 8888
  • 8) 4444 18) 4321
  • 9) 2222 19) 2001
  • 10) 6969 20) 1010

Es cierto que a la hora de escoger un pin para la tarjeta, se tiende a elegir alguna fecha o dato fácil de recordar. El análisis descubrió que los usuarios tienen una asombrosa carencia de creatividad.

Casi el 11% de los 3.4 millones de números de pin analizados correspondían a la serie 1234, seguidos de 1111 (6%) y 0000 (2%). Pero el dato más interesante es que el 26.83% de todas las contraseñas se podían adivinar, tratándose solo de 20 combinaciones de números de cuatro dígitos.

El menos utilizado: 8065 (no lo escojas ahora que se ha desvelado), con apenas 25 apariciones dentro de los millones de pines analizados. No se sabe por qué exactamente, pero en apariencia pocas personas utilizan contraseñas que representen un número al azar.

Como curiosidad, un número que se encuentra en el puesto 22 de la lista es el 2580, y parece que sin motivo ninguno, pero si lo piensas mejor verás que estos forman una línea recta en el centro del teclado, otra señal de que las personas son poco responsables, creativos y perezosos.

Demuestran lo sencillo que es robar dinero en segundos de una tarjeta