(Amp.) Bimbo pretende sustituir 1.400 empleados de distribución por trabajadores externos, según sindicatos

UGT y CC.OO. de Cataluña han criticado que la multinacional americana Sara Lee, propietaria de Bimbo, pretende eliminar el modelo actual de distribución de los productos y sustituirlo por la subcontratación de una empresa externa, lo que puede suponer la destrucción de 1.400 trabajadores del área de venta y distribución en toda España, 400 de ellos en Cataluña, según han asegurado en un comunicado.

Según los sindicatos, la empresa ha tomado la decisión de manera unilateral, «con la excusa de la coyuntura económica», por lo que han elaborado un plan de choque para frenar la destrucción de los puestos de trabajo, que se iniciará en el centro de Lleida.

El plan sindical contempla, por una parte, la vía judicial, y por la otra, las movilizaciones sociales. Según UGT y CC.OO., la empresa se comprometió, con un acuerdo firmado en 2005, a mantener los puestos de trabajo propios antes que contratar personal externo, por lo que han denunciado la compañía ante los tribunales.

El 20 de julio, empresa y sindicatos están llamados a la Sala Social de la Audiencia Nacional. Por otra parte, el próximo jueves, los trabajadores se reunirán en una asamblea para decidir el calendario de movilizaciones.

PRUEBA PILOTO EN LLEIDA.

Por su parte, Sara Lee ha explicado hoy que estudia un nuevo modelo de distribución, basado en la externalización a un distribuidor local, para adaptarse a las necesidades del mercado, y ha avanzado que empezará a aplicarlo en Lleida para evaluar si funciona y puede extenderse al resto de España.

La prueba piloto en Lleida supondrá el cese de la actividad en el centro y el despido de seis trabajadores, a quienes Bimbo ya ha ofrecido un empleo alternativo, según ha explicado la empresa en un comunicado.

El actual modelo de distribución se basa en la visita de más de 45.000 puntos de venta cada semana, en 500 rutas propias y 400 autónomas. El impacto de la crisis económica ha puesto sobre la mesa que el modelo «no es sostenible de cara al futuro», según ha analizado Bimbo, por lo que justifica la búsqueda de alternativas.

Desde principios de año, la multinacional ha estudiado varias iniciativas, entre las cuales figura la de valerse de un distribuidor local que haga llegar los productos a las tiendas. No obstante, ha señalado que todavía no existe una decisión definitiva al respecto a la espera de los resultados en Lleida.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído