Más de la mitad de los parados mayores de 45 años opina que no encontrará trabajo en el próximo año

La confianza laboral de los mayores de 45 años no goza de buena salud, ya que más de la mitad de los parados (51,3%) que rebasan esta edad opina que no encontrará trabajo en el próximo año, y el 52,9% de los ocupados cree que podría perder su empleo en los próximos meses.

Son datos del estudio elaborado por la Fundación Adecco sobre mayores de 45 años en el mundo laboral. En él se recuerda que a finales de 2009 la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) ya alertaba de la situación de este colectivo, al alcanzar el número de parados su máximo histórico con más de un millón, situándose su tasa de paro en el 13,4%.

Según el estudio, 2010 no está resultando mucho más próspero para los mayores de 45 años, aunque en los meses de mayo y junio el número de parados del colectivo registró sus primeras caídas desde que comenzó la crisis. Las últimas cifras del Ministerio de Trabajo reflejan que 1.387.000 personas mayores de 45 años están buscando trabajo y no lo encuentran. Ello supone que el 34,8% de los parados en España (3.982.400 actualmente) tiene más de 45 años.

En cuanto al perfil analizado, del total de los parados encuestados un 52,3% es mujer, frente al 47,7% de hombres. Los más damnificados son los que no superan los 50 años, ya que casi la mitad de los desempleados encuestados (46,7%) tienen entre 45 y 50 años.

Respecto al nivel de estudios, el 59,5% de los parados posee estudios elementales o secundarios. En el caso de los ocupados el nivel formativo es considerablemente mayor, ya que un 49,1% posee estudios universitarios, lo que confirma que las personas menos formadas se han visto más afectadas por la crisis y la destrucción de empleo.

Del total de los parados encuestados, un 48,7% son de larga duración, es decir, llevan más de doce meses buscando empleo sin éxito. Por sexos, las mujeres son las más afectadas por el paro de larga duración, ya que un 53,5% llevan más de un año sin trabajo, frente al 43,5% de los hombres.

El origen de la situación de desempleo de los varones encuestados se encuentra en un 94,6% en EREs, reestructuraciones de plantilla o sencillamente porque tenían un contrato temporal que no fue renovado. Este porcentaje desciende hasta el 79,2% en el caso de las mujeres.

Un 12,9% de las encuestadas se encuentran en paro porque decidieron incorporarse al mercado laboral tras un extenso período de inactividad, cifra doce veces menor en el caso de los hombres (1,1%), lo que confirma que a raíz de la crisis muchas mujeres han iniciado su trayectoria laboral para ayudar en la economía doméstica.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído