El paro vuelve a superar los cuatro millones tras la subida de septiembre

El paro vuelve a superar los cuatro millones tras la subida de septiembre
. EFE/Archivo

El paro registrado volvió a superar la cifra psicológica de cuatro millones de personas, tras aumentar en 48.102 personas en septiembre y en 308.316 en un año, con lo que el total de parados ascendió el mes pasado a 4.017.763.

Además, según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Trabajo, la Seguridad Social perdió 44.985 afiliados en septiembre, con lo que el total de adscritos al sistema se sitúa en 17.671.480 trabajadores, cifra un 0,25% inferior a la de agosto.

Aunque para Trabajo las cifras del paro no son buenas, los signos de recuperación que empieza a mostrar la economía se reflejarán en el empleo cuando se produzca un crecimiento más prolongado, indicó la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo.

Rojo, que insistió en que la subida de septiembre es estacional -porque el paro desciende en los meses anteriores por las contrataciones de verano- destacó que el alza es «significativamente» menor a la del mismo mes de 2008 (unos 95.000) o de 2009 (alrededor de 80.000).

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, achacó por su parte la caída de afiliados a la reducción de contratación en el sector público, el que más sufre el ajuste del gasto.

Sin embargo, el presidente del PP, Mariano Rajoy, dijo sobre la política económica, que el Gobierno español está «en tiempo de descuento» y que a la legislatura «le sobra un año», como lo demuestra el aumento del paro en septiembre.

Rajoy dijo que perder un año más puede ser una hipoteca de cara al futuro y añadió que la política económica del Ejecutivo «es una ruina para todos los españoles».

El sector servicios encabezó la subida del paro en septiembre, con 53.585 desempleados más, seguido del colectivo sin empleo anterior, donde subió en 12.106, mientras que bajó en la construcción (9.738), la industria (4.299) y la agricultura (3.552).

El paro masculino subió en 14.590 (133.572 en un año) hasta 1.984.933, y el femenino en 33.512 (174.744 desde septiembre de 2009) y se situó en 2.032.830.

El desempleo también afectó a los menores de 25 años (25.034 más), a los mayores de esa edad (23.068) y a los extranjeros, que sumaron 573.210 al subir en 4.351 personas.

Andalucía encabezó la lista de las 13 comunidades en las que subió el paro, al registrar 20.637 desempleados más.

En cuanto a los contratos, en septiembre se firmaron 1.390.283, lo que supone un aumento de 35.447 respecto al mismo mes de 2009, y de ellos sólo 122.090, el 8,78% del total, fueron indefinidos.

No obstante, esta cifra de contratación indefinida es la mayor registrada en lo que va de año.

En cualquier caso, ha habido 6.284 contratos indefinidos menos que hace un año, lo que para los sindicatos pone de manifiesto que la reforma laboral que ha aprobado el Gobierno no soluciona la temporalidad.

La secretaria general de Empleo Maravillas Rojo señaló que aún es pronto para evaluar los efectos de la reforma, pero destacó que los contratos para el fomento del empleo estable aumentaron en agosto y septiembre y supusieron el 25% del total de los indefinidos, cuando hace un año eran entre el 16% y el 18%.

Según datos de Trabajo, en septiembre se suscribieron 13.013 contratos de fomento del empleo, el 10,65% de los indefinidos del mes.

Los sindicatos insistieron en que el Gobierno debe rectificar si no quiere que se destruya más empleo en los próximos meses.

Para CCOO, los datos demuestran que la reforma laboral es injusta y no produce efectos positivos en el mercado laboral, en tanto que UGT y USO calificaron sus efectos de «perniciosos».

En este sentido, UGT subrayó que en septiembre el 91,2% de los contratos firmados fueron temporales, y advirtió de que hasta 2015 se va a seguir favoreciendo la contratación temporal por obra y servicio.

Para la patronal de las Empresas de Trabajo Temporal, aunque en septiembre se registró el mayor número de contratos indefinidos, la cifra es menor que la de un año antes y «en absoluto» pueden vincularse a la reforma laboral, ni afirmar su efecto en la contratación.

Los trabajadores autónomos de ATA mostraron también su preocupación por el aumento del paro y señalaron que la política del Gobierno en empleo está «sin rumbo y a la deriva», y no se crean las condiciones para generar riqueza.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) destacó por su parte la caída de la afiliación en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) que, por primera vez desde que empezó la crisis, supera a la caída en la construcción

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído