Los sindicalistas negaron con vehemencia haber tirado de dinero público

Así de instructiva y formal fue la Asamblea Formativa de UGT que se pagó con dinero del contribuyente

Así de instructiva y formal fue la Asamblea Formativa de UGT que se pagó con dinero del contribuyente

Las imágenes que publica este sábado 2 de noviembre de 2013 el diario El Mundo son impactantes. Decenas de sindicalistas de UGT, encabezados por José Carlos Mestre, dirigente de UGT-Andalucía, festejando entre risas y cubalibres el advenimiento de la feria de Sevilla.

Hasta aquí, las imágenes podrían entrañar únicamente la fiesta organizada por un grupo de compañeros de trabajo que ejercen su actividad en un sindicato.

El problema es que la fiesta de abril de 2009 en la caseta de UGT fue sufragada por 21.672 millones de subvención que el sindicato cobró en concepto de «asamblea formativa en negociación colectiva».

Es más, cuando el diario de Pedrojota publicó las cuatro facturas, que reflejaban la devolución a la Junta de Andalucía de los 12.726,23 euros «cobrados indebidamente» por otra cena y barra libre en 2010 en la misma caseta, el líder ugetista Francisco Fernández Sevilla dijo rotundo:

«En la Feria de Sevilla, UGT jamás ha hecho una fiesta».

Las fotografías que aparecen este sábado corresponden a la fiesta de la caseta de UGT-A en Sevilla, y la fiesta que allí se celebró en abril de 2009 gracias a la subvención obtenida por la antigua Consejería de Empleo de la Junta en concepto de «comidas asambleas formativas en la negociación colectiva».

Así, según estas informaciones, UGT acababa endosando sus convites de las ferias a la Junta de Andalucía mediante un maquillaje sistemático de las facturas de las fiestas que hacían pasar como «comidas de negociación colectiva» para presentarlas en la justificación de ayudas públicas.

José Carlos Mestre, uno de los sindicalistas que aparece como protagonista de buena parte de las imágenes, es el responsable de Institucional de UGT-A.

Mestre ha enlazado y suscrito comunicados de la dirección como el del pasado 28 de septiembre en el que se defendía que la federación andaluza de UGT «no ha perpetrado ninguna estafa».

Según este comunicado, «todos los programas» que habían conveniado con la Administración y en los que el sindicato manejaba dinero público «se han llevado a cabo según los requisitos de cada uno de ello, que han sido justificados y auditados por diferentes vías».

Las juergas de la feria de abril de 2009 costaron a las arcas públicas 21.672,85 euros. En 2008, los cargos de UGT consumieron 1.743 euros en cerveza, 1054 en rebujito y 13,5 euros en agua.

Por la fiesta en 2010, el sindicato ha devuelto de momento 12.716 euros cobrados indebidamente por la cena con barra libre en la Feria de Sevilla.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído