El economista cree que será necesaria "para mantener la paz social"

Niño Becerra defiende la Renta Básica universal en España

Evitar una revolución de la población activa que nunca podrá sumarse al sistema productivo por la débil demanda de trabajo

A cambio de esta Renta Básica, los receptores deben realizar trabajos ocasionales de interés comunitario como barrer parques, colocar alumbrado público, etc

El Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull en Barcelona, Santiago Niño Becerra, cree que la «Renta Básica en España será un hecho a no muy tardar», para evitar una revolución de la población activa que nunca podrá sumarse al sistema productivo por la débil demanda de trabajo.

El profesor de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, Daniel Raventós, explica que «la Renta Básica es una asignación monetaria incondicional a toda la población, bien diferente a los subsidios condicionados por alguna circunstancia, como ser pobre o estar en el paro».

Esta Renta Básica no estaría sujeta a la imposición del IRPF, sustituiría a toda prestación pública monetaria de cantidad inferior, pero tendría que ser complementada cuando fuese al contrario, es decir, que la prestación fuese superior a la cantidad monetaria de la Renta Básica.

¿Por qué sería necesaria?

Niño Becerra argumenta que hay que «garantizar el sustento mínimo a una población que siendo activa ya no es necesaria», una población que no va a formar nunca parte del sistema productivo por la falta de demanda de trabajo.

«Sea para mantener la paz social o permitir la pervivencia de un sistema productivo menguante, pienso que la Renta Básica será un hecho a no muy tardar, por necesidad», sentencia el Catedrático de la Ramón Lllul.

Viabilidad

El presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA), Carlos Cruzado, explica que según las condiciones de España, la cuantía de esta Renta Básica debería ser 645,3 euros mensuales.

«El coste de implantarla en España para todos los ciudadanos sería de 361.000 millones de euros anuales, una cantidad que desborda los ingresos tributarios totales», explica Cruzado en Nueva Tribuna.

Otra opción sería «la adopción de una Renta Básica limitada a las persona en riesgo de pobreza, para lo que se necesitarían más de 72.000 millones de euros anuales, una cifra que tampoco sería viable ya que supone casi el 40% de la recaudación global», argumenta el presidente de Gestha.

Experiencias

Alemania implementó en 2005 una serie de programas, todos ellos denominados ‘Hartz’ en los que se ayuda a los parados de larga duración y a las familias sin recursos. Podríamos decir que es algo así como una variante de una Renta Básica.

El programa ‘Hartz IV’, vigente en la actualidad, incluye pago de alquileres, calefacción, conexión a Internet, pago de gastos de mudanza, subvenciones en el trasporte público, ventajas fiscales y 380 euros mensuales por cada adulto de la unidad familiar, más 220 por cada hijo.

A cambio de esta Renta Básica, los receptores deben realizar trabajos ocasionales de interés comunitario como barrer parques, colocar alumbrado público, etc.

En Suiza está prevista la celebración de un referéndum sobre la Renta Básica. Una porción de los ciudadanos helvéticos reclaman una ayuda de 2.500 francos al mes (unos 2.000 euros).

El avance de la tecnología y el crecimiento del peso del factor capital en el proceso productivo, está produciendo una caída en la demanda del factor trabajo en las sociedades occidentales: las máquinas realizan las tareas rutinarias que antes efectuaba la mano de obra, luego sobra fuerza de trabajo.

Una consecuencia de este hecho, es el creciente incremento en la desigualdad de la renta dentro de los Estados desarrollados. Según señala Santiago Niño Becerra, por este hecho, la Renta Básica será necesaria para «mantener la paz social».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído