No sólo la movilidad ha crecido, sino también el número de contratos totales

Cada vez son más los españoles que se lían el petate para irse a trabajar a otras regiones

Las Comunidades de las que salieron más trabajadores 'fuera de casa' fueron Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha

Cada vez son más los españoles que se lían el petate para irse a trabajar a otras regiones
Paro, empleo, autónomo y empresa. PD

El análisis de Randstad concluye que la mayor parte de las regiones españolas son emisoras de trabajadores

Los desplazamientos de trabajadores a otras provincias españolas aumentaron en 2013: en un 12,48% respecto al año anterior. Esto significa que un mayor número de ciudadanos ha salido de sus regiones para ocupar un puesto de trabajo en otra región.

Así se desprende de un análisis realizado por Randstad, empresa de recursos humanos, a partir de datos recogidos en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

No sólo la movilidad ha crecido, sino también el número de contratos totales, según la consultora.

En España se generaron en 2013 14.782.687 millones de contratos. De todos ellos, 1.846.026 fueron motivados por procesos de migración de una provincia a otra. En 2012, sin embargo, esta cifra fue menor: de 1.641.135.

Los momentos en los que hubo más contrataciones con desplazamiento fueron el cuarto y el segundo trimestre, en ese orden. ¿Por qué? Por los aumentos en la campaña de Navidad y en la de verano.

COMUNIDADES EMISORAS

El análisis de Randstad concluye que la mayor parte de las regiones españolas son emisoras de trabajadores: solo 5 de las 17 reciban más empleados de los que se marchan de ellas. Por Comunidades Autónomas, la Comunidad de Madrid y Cataluña son las que más trabajadores reciben. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, se realizaron 283.730 contratos a personas procedentes de otras regiones, por 139.425 salidas.

En el otro lado de la balanza, las Comunidades Autonómicas de las que salieron más trabajadores ‘fuera de casa’ fueron Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha, las tres con saldo negativo. Si se considera el índice de movilidad de salida (la relación entre los contratos que implican movilidad a otra provincia y el número de contratos totales), los primeros puestos los ocupan La Rioja y Castilla-La Mancha, con un 28,76% y un 26,9% respectivamente. Esto supone más del doble de la tasa media de España: un 12,49%.

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído