Ser por ejemplo masturbador de toros no es desde luego ninguna bicoca...

¿Te quejas de tu trabajo? Pues conoce los peores y bendice el que tienes

Alguien tiene que hacerlos y, además, muchos de ellos están muy bien pagados

¿Te quejas de tu trabajo? Pues conoce los peores y bendice el que tienes
Desbordada de trabajo Captura

El trabajo te dignifica, el trabajo te pule, el trabajo te retribuye social y económicamente… sin embargo, hay empleos que resultan, a todas luces, horribles. Pero alguien tiene que hacerlos. Además, muchos de ellos están muy bien pagados.

Algunos ya no están en boga, cosas del tiempo, pero otros sí y aún estás a tiempo de cazarlos si te apetece. Esta es la lista:

 Masturbador de toros

Este trabajo manual y contemporáneo consiste en introducir un brazo en el recto del toro para estimular la próstata. Esta actividad resulta muy común en las granjas y en algunos zoológicos. Una vez que lo obtienen, deben examinarlo para así saber si los animales se encuentran en buenas condiciones de reproducción.

Soldador hiperbárico

Actualmente, uno de los empleos más delicados es el de soldador hiperbárico, porque los soldadores deben trabajar bajo el agua, en lugares como plataformas petrolíferas, y deben enfrentarse a espacios reducidos, altas presiones, posibles explosiones, descargas eléctricas, tiburones e intoxicaciones por nitrógeno.

Curtidor

En Europa, hasta el siglo XIX, las pieles se situaban en depósitos de cal para que no se pudriera la carne y perdiera el pelo. A continuación pasaban a depósitos con excrementos de perro para suavizar y eliminar la cal. Finalmente, las pieles tenían que ser lavadas.

Contador de salmones

Su trabajo consiste en sentarse a orillas del río con un contador electrónico y durante un periodo de ocho horas ver los salmones que pasan nadando. Cada vez que ven una de estas especies, aprietan el botón del contador para así llevar un registro. Como para acabar harto de no hacer nada.

Guardia del palacio de Buckingham

Otro trabajo sumamente aburrido es estar allí de pie, en la puerta del palacio de Buckinham, sin hacer absolutamente nada, siendo objeto de la mirada de miles de turistas, esperando dar un pequeño paseo de ganso cada determinado tiempo, sin sonreír, impecable, como un robot.

Recolector de desechos en baños portátiles

Seguramente has visto en los eventos públicos y en algunas calles este tipo de baños móviles, pero te has preguntado: ¿Quién se encarga de su limpieza? Pues existen personas que se encuentran dedicadas a esta actividad. Tienen una manguera conectada a un camión recolector de desechos que después se tira al drenaje.

El olor definitivamente no es nada agradable y es peor cuando este tipo de espacios se tapan, deben meter una manguera a presión para destaparlos.

Conejillos de indias para mosquitos

El Anopheles Darlingi es el mosquito que transmite la malaria. Para conocer las características acerca de este insecto, algunos científicos en Brasil tuvieron que hacer pruebas. Lo curioso de todo este asunto es que deben ser ellos mismos quien las hagan, ya que el mosquito no pica a otro tipo de animal. La carne humana es el atractivo ideal para estos insectos ¿No crees que debe ser muy desagradable dejarte picar por un mosquito en nombre de la ciencia?

Destapador de drenaje

Es un hecho que en todas las ciudades es necesario que el sistema de drenaje fluya adecuadamente para evitar inundaciones. Muchas veces la gente es poco consciente de esta situación y deposita basura que tapa las cañerías. Por eso existen los destapacaños humanos. Estas personas (con un traje especial) se introducen en las cañerías para desazolvarlas. El olor es muy desagradable así como la exposición que tienen a fauna nociva como las ratas y otros insectos.

Oledores de cuerpos

Los desodorantes y demás productos que utilizas en la piel, antes de salir al mercado, deben de ser probados. Para ello, existen una serie de exámenes de calidad que les hacen. De ahí este trabajo: a algunas personas se les hace entrega del producto para que lo utilicen y posteriormente los oledores se encargan de realizar pruebas de olfato para comprobar su efectividad. Es lógico que lo llevan a cabo en condiciones extremas, como por ejemplo: después de haber sudado mucho o de un día de no volvérselo a poner para así medir la efectividad.

Catadores de gases

Así como el ejemplo anterior resulta poco agradable, este es mucho peor. Se trata de un médico gastroenterólogo de Minneapolis, Estados Unidos quien decidió hacer una serie de pruebas para determinar padecimientos estomacales serios. Así que pidió algunos voluntarios a quienes les dio de comer frijoles durante varios días. Posteriormente encapsuló los gases emanados en tubos de ensayo para ser analizados y así mediante pruebas químicas determinar los efectos. Evidentemente el trabajo no lo hizo solo, lo realizó junto a un equipo de expertos que colaboran con él.

Limpiador de goma de mascar

Alguna vez has visto o has tirado un chicle en la calle. Pues así como los dejas, también existen personas que se dedican a levantarlos. Ellos llevan una especie de espátula, la cual, al momento de ver una goma de mascar pegada en el piso, en una banca o en alguna superficie tienen la consigna de levantarla. Si no existieran estas personas habría millones de chicles pegados en el suelo de todo el planeta.

Recogedor de animales muertos

¿Te ha ocurrido que vas en la carretera y ves algún animalito que atropellaron? Pues hay personas que su trabajo consiste en esto. Ellos se encargan de inspeccionar las principales carreteras de su país a bordo de un transporte, el cual, cuando ven alguno muerto se detienen a recogerlo. Posteriormente lo vierten en un contenedor especial para animales muertos. Estos puestos de trabajo los suelen asignar las autoridades gubernamentales para despejar las carreteras.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído