Sólo a raíz de las elecciones europeas se han anunciado en España inversiones en el sector industrial

La mejora del empleo convivirá mucho tiempo con altas tasas de paro

La mejora del empleo convivirá mucho tiempo con altas tasas de paro
Paro, parados, empleo, desempleo y crisis económica. PD

La estadística no refleja todos los parados, porque no cuenta aquellos que han agotado su prestación, ni tampoco a quienes desisten de apuntarse

Sólo a raíz de las elecciones se han anunciado inversiones en el sector industrial.

Y como subraya María Antonia G. Quesada en ‘El Economista‘, desesconcierta a la mayoría de los ciudadanos las diferentes interpretaciones de las cifras de paro y ocupación.

En pocos días se ha conocido la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año, cuyo resultado supuso un jarro de agua fría para los profetas del optimismo oficial, y los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social del mes de abril, mucho más esperanzadores.

A la confusión contribuye aun más el ambiente preelectoral que distorsiona en un sentido u otro las estadísticas, según sea el Gobierno o la oposición quien intreprete sus resultados. El panorama de luces y sombras que ofrece el mercado laboral facilita que algunos políticos interpreten esa realidad según mejor convenga a sus intereses.

Como punto de partida hay que reconocer que para las personas que no tienen empleo o realizan un trabajo en condiciones precarias e, incluso se han visto abocados a la economía informal, que la tasa de paro haya estado casi en el 27 por ciento en el tercer trimestre de 2013 y que ahora esté en el 25,93 por ciento o vaya a reducirse en torno al 24 por ciento en 2015, no supone un gran consuelo.

La estadística fiable y reconocida internacionalmente es la EPA trimestral. El paro registrado mensual sólo indica las personas que están apuntadas en las listas del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), lo que era el antiguo Inem, y las que reciben prestación por desempleo.

Esta estadística no refleja todos los parados, porque no cuenta aquellos que han agotado su prestación, ni tampoco a quienes desisten de apuntarse en estas listas porque no confían en que con ello puedan encontrar empleo. La EPA señala la evolución de la población activa y los parados, relación de la que se obtiene la tasa de paro.

Totalmente fiables sobre la evolución del mercado de trabajo son los datos de afiliación a la Seguridad Social, que no se obtienen por una encuesta como la EPA, sino que son el registro mensual de las altas y bajas laborales de trabajadores por cuenta ajena y autónomos.

Jóvenes a la espera

Aclaradas estas diferencias y, dado el gran peso que tienen sobre nuestro PIB las actividades económicas de carácter estacional, es habitual que el primer trimestre del año sea uno de los que arrojan un peor comportamiento en términos de empleo.

Aun así el Gobierno esperaba mejores resultados y la mala noticia no vino por el paro, que se redujo ligerísimamente aunque haya sido por el descenso de la población activa, sino por los 184.600 puestos de trabajo destruidos.

Antes de la crisis había 20,4 millones de personas con edades comprendidas entre 16 y 65 años que tenían trabajo o lo buscaban. Ahora la población activa se ha reducido a 16,9 millones.

Los emigrantes han retornado a sus países, muchos parados de larga duración de edad avanzada desisten de buscar empleo y, lo que es peor, volvemos a ser un país de emigrantes del que se van los más jóvenes, que son más emprendedores y tienen una mejor preparación.

Esta pérdida de capital humano va a influir negativamente en la recuperación y en las expectativas de futuro del país.

Nos indica que es necesario actuar para estimular el empleo juvenil. Sin embargo, tenemos 6.000 millones de euros destinados a este fin procedentes de Europa que no se utilizan.

La causa de que este programa, que ha sido efectivo en anteriores experiencias en otros países, no se ponga en marcha es que Bruselas advierte al Gobierno que esta inversión tiene repercusión en el déficit.

Con independencia de que sea cuestionable que la ayuda recibida por los bancos no cuente a efectos de déficit y los fondos al desempleo juvenil sí, la decisión de poner el plan en marcha es una estrategia política que corresponde decidir al Gobierno. Si el paro es el problema más grave que tenemos, según dice el Ejecutivo de Rajoy y así siente la sociedad española, habrá que reducir otras partidas de los presupuestos e incluir esta, aunque parece que finalmente esa no ha sido la elección.

No obstante, las estadísticas también arrojan algunas luces que no son desdeñables, a pesar de que vamos a mantener tasas excesivas de desempleo durante años. Por primera vez la EPA del primer trimestre muestra que el flujo de personas que encuentra ocupación supera al de las que sale.

Un dato que resulta alentador y se corresponde con la mejoría en Seguridad Social. Otra buena noticia es que los afiliados están aumentando desde el pasado mes de septiembre y ya hay un crecimiento interanual positivo.
Trabajo temporal

La estadística desestacionalizada confirma también esta tendencia positiva en su conjunto, con una salvedad: donde se crea empleo es en el sector servicios. De los 113.675 nuevos afiliados en abril, 64.774 corresponden a la hostelería.

Esto anticipa que la EPA del segundo trimestre va a ofrecer buenos resultados, aunque la mayor parte del empleo que se va a crear es temporal. Aun así se aliviarán los ingresos de muchas familias y el Estado ahorrará en desempleo.

No obstante, para que el empleo coja fuerza es necesaria una reindustrialización, de la que por primera vez habla ahora el Gobierno al anunciar una inversión de 1.000 millones en industria e innovación.

Un plan que el Consejo de Ministros aprobará antes de las elecciones europeas y con el que espera crear 370.000 de los 650.000 empleos prometidos hasta 2015.

Una música muy comercial para los votantes, que debe demostrar su efectividad. La ausencia de cambios en el modelo productivo hace prever una mejora del empleo temporal y altas tasas de paro durante mucho tiempo.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído