El PP dice que «ahora no toca revisar» las recomendaciones del Pacto de Toledo sobre las pensiones

El PP cree que «ahora no toca revisar» las recomendaciones del Pacto de Toledo, algo que debe hacerse cada cinco años y, por tanto, en 2016, y ha pedido a la oposición que en lugar de «hablar mal de España» se dedique a «arrimar el hombro» para favorecer la recuperación económica y del empleo.

Así lo ha expresado la portavoz ‘popular’ en la Comisión del Pacto de Toledo, Carolina España, durante el debate en el Pleno del Congreso de una moción socialista para pedir al Gobierno un análisis sobre el impacto que las reformas de la Seguridad Social y en el mercado de trabajo están teniendo en las pensiones y en la sostenibilidad económica y financiera del sistema, texto que se votará este jueves.

«¿Diálogo en el Pacto de Toledo? Todo el que quieran, pero no me pidan algo que las propias recomendaciones de 2011 del Pacto de Toledo estipulan que hay que hacer cada cinco años, así que la revisión toca en 2016», ha señalado la diputada andaluza.

Entonces, ha continuado, el Gobierno «por supuesto presentará un informe exhaustivo» sobre la situación del sistema público de pensiones, aunque «no con los condicionamientos» que exige el PSOE ni tampoco con un plazo de seis meses, porque «nunca se ha hecho así».

LA RECUPERACION ESTA LLEGANDO

A renglón seguido, y cumpliendo con la petición que el presidente Mariano Rajoy trasladó a los diputados del PP sobre la necesidad de hacer «mucha pedagogía» y un «esfuerzo de comunicación» sobre las medidas tomadas hasta la fecha y los efectos que están teniendo en la economía, España ha hecho hincapié en que «la recuperación económica es una realidad».

«Somos el país de la UE que más crece y que más va a crecer. Estamos recuperando empresas, se está creando empleo estable y hay más contratación indefinida», ha puesto como ejemplo de señales de mejoría, recordando así que con la reducción del paro y el aumento de las afiliaciones «se podrá recuperar el equilibrio» de la Seguridad Social para «no tener que utilizar el fondo de reserva».

Porque «la mayor garantía para pagar las pensiones es que haya empleo» y, aunque «todavía quedan muchos españoles sufriendo las consecuencias de la crisis y por eso hay que seguir trabajando para que la recuperación llegue lo antes posible a todos los hogares», el país «va por el buen camino», también en el ámbito de la Seguridad Social, que con el PSOE se «desangraba» y quedó «casi en quiebra» pero que ya comienza a recuperarse.

«Así que vamos a seguir trabajando por la recuperación y el empleo. Y, desde la oposición, arrimen el hombro y trabajen también por el empleo, que es la mejor protección social y la mejor garantía del sistema de pensiones. Por tanto, arrimen el hombro y dejen de hablar mal de España porque el resto de países hablan muy bien del esfuerzo los españoles por salir de la crisis», ha zanjado.

«REGRESEN AL CONSENSO»

Sin embargo, la socialista Isabel López i Chamosa ha defendido que su moción busca sólo que, «a base de diálogo, consenso y negociación», se analice la situación actual del sistema público de pensiones y se acuerden las medidas necesarias para garantizar su futuro. «¿Por qué votan en contra de esta propuesta? ¿No les gusta? Hagan otra, presenten una enmienda, demuestren su interés sobre el tema», ha reclamado al PP.

Si no lo hacen, ha continuado, es porque «lo que están haciendo con el sistema público de pensiones es lo que quieren hacer: llevarlo a una pensión mínima para todos y que luego haya un sistema complementario más fuerte y que cada uno ahorre para su futuro», algo a lo que el PSOE se opone «radicalmente».

Por ello, ha insistido en la necesidad de «renovar el Pacto de Toledo adelantando un año el debate» sobre las recomendaciones de 2011 y la situación del sistema, de modo que se «lance un mensaje de tranquilidad no sólo a los pensionistas actuales sino también a los futuros», ante los problemas que afectan actualmente al sistema, como son el déficit estructural, la reducción del fondo de reserva o la falta de ingresos por cotizaciones como consecuencia, dice la diputada, de la precarización y reducción salarial causada por la reforma laboral.

«La situación es lo suficientemente preocupante como para hacer un esfuerzo y empezar todos a buscar soluciones. Hagámoslo con consenso en el Pacto de Toledo, lo mismo que los gobiernos anteriores, que empezaron a hablar con un documento y, después de tres años, consensuaron las recomendaciones. Regresen al consenso, al Pacto de Toledo. Hablemos y garanticemos el futuro del sistema público de pensiones», ha reclamado.

NO SE PUEDE ESPERAR

Igualmente, el portavoz de Empleo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Joan Coscubiela, cree que esta petición es «razonable, oportuna, útil y hasta prudente», y considera que el debate no puede esperar porque hay que aprovechar que el sistema todavía cuenta con el «colchón» del fondo de reserva para adoptar cambios con calma.

«Esta moción puede servir para resucitar el Pacto de Toledo, que está en estado de coma por el nulo interés del Gobierno y del PP por dialogar en temas de Seguridad Social. Necesitamos un debate en profundidad, sin trampas, sobre la sostenibilidad del sistema», ha insistido, achacando sus problemas también a la reforma laboral y abogando por mejorar los ingresos por cotizaciones dentro del «estrecho margen» aún existente y también mediante una mayor aportación de los Presupuestos.

Alvaro Anchuelo, portavoz económico de UPyD, ve «difícil» de entender que se rechace una propuesta que sólo pide evaluar la situación a la luz de las últimas reformas, y ha coincidido en que «parece sensato llevar esto al Pacto de Toledo y revivirlo».

Además, ha expresado su «preocupación» por la situación del fondo de reserva, que «está disminuyendo pese a las reformas del Gobierno, que pretendían equilibrar las cuentas del sistema», y ha insistido en que hace falta revisar los ingresos, y no únicamente los gastos como se hizo el año pasado.

REVITALIZAR EL PACTO DE TOLEDO

También el portavoz de Empleo de CiU, Carles Campuzano, reclama que se «revitalice» el Pacto de Toledo como «espacio de discusión política sobre el futuro del sistema de pensiones», algo que debe partir de una transparencia informativa absoluta

«Esta propuesta podría articular un nuevo consenso si fuésemos capaces, a la vista de los datos, de entender cuáles son las medidas necesarias para garantizar la sostenibilidad económica y financiera del sistema a medio y largo plazo, y para recuperar los elementos de equidad y justicia social que han quedado seriamente dañados por la reforma del Gobierno», ha añadido.

Finamente, Emilio Olabarria, del PNV, ha reconocido que observa «con pesimismo la decadencia y amortización política» del Pacto de Toledo, y ha abogado por su «regeneración o, al menos, su mero funcionamiento» para poder afrontar desde ese marco las «complejas actuaciones» que exige la situación de la Seguridad Social ante los «preocupantes» factores demográficos, económicos y financieros a los que tendrá que hacer frente en el corto plazo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído