Arturo Fernández tras su relevo en CEIM: «Tengo la conciencia muy tranquila, no me siento culpable de nada»

El ya expresidente de CEIM, Arturo Fernández, ha indicado este jueves que tiene la «conciencia muy tranquila» al dejar la máxima representación de la patronal madrileña y ha aseverado que su salida la tomó a raíz del escándalo de las tarjetas opacas en Caja Madrid, asunto que espera que «algún día» se aclare por parte de la Justicia puesto que él no comparte que dicha tarjeta fuera «ilegal» y, en consecuencia, no se siente culpable.

«Mi conciencia no sólo está tranquila sino que espero que algún día la Justicia lo aclare, porque realmente no me siento culpable de nada, de que haya utilizado una tarjeta incorrecta o sea un corrupto», ha manifestado Fernández tras la Junta Directiva de CEIM que ha refrendado su salida y su sustitución por Juan Pablo Lázaro, hasta ahora vicepresidente primero de la confederación empresarial.

Fernández ha dicho que ha sido un orgullo presidir la CEIM durante casi ocho años (siete años y siete meses) y ha agregado que deja «las cosas perfectamente funcionando» y en manos de un «magnífico sustituto y empresario» como es Lázaro, que iniciará una serie de cambios en la organización a partir de enero.

«Cada uno tiene su proyecto, cada maestrillo tiene su librillo como se suele decir», ha dicho el presidente saliente de CEIM sobre su sustituto, de quien ha dicho que es la persona «idónea» para dirigir la confederación empresarial «más importante» de España.

Fernández ha dicho que ha recibido palabras de «cariño y afecto» de miembros de la Junta Directiva, que ha devuelto. También ha dicho que ha pedido perdón por los errores que haya podido cometer durante su mandado, dado que «nadie es perfecto».

«AQUI EL MAS TRANSPARENTE HE SIDO YO»

En este punto, ha comentado que tiene la conciencia «muy tranquila» porque todo lo que ha hecho a lo largo de su etapa como empresario es trabajar y dar empleo a cerca de 3.000 personas, para añadir que puede haber cosas en las que «involuntariamente» se haya podido equivocar.

Por otra parte, ha dicho que CEIM ha sido durante su etapa una organización «más que transparente» y que él mismo es «muy transparente». «Aquí el más transparente soy yo», ha ahondado el empresario al ser cuestionado por las nuevas medidas de transparencia que parece querer impulsar Lázaro.

«Los que me conocen saben que soy un hombre muy cercano, que hablo con todo el mundo y creo que he hecho todo lo que he podido, he1pedido perdón por mis equivocaciones y he dado mi agradecimiento por la ayuda que he tenido a mis vicepresidentes», ha agregado Fernández.

Por otra parte, ha dicho que el recién reelegido presidente de la CEOE, Juan Rosell, es «amigo suyo» y que ha contado con el apoyo de CEIM para continuar al frente de la patronal a nivel estatal, algo que visto los acontecimientos ha sido importante. Fernández, ha dicho que ahora estará en la presidencia de la Cámara de Comercio de Madrid y que le corresponde ser miembro de la Junta Directiva de la CEOE.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído