El PP dice que el programa del PSOE para parados de más de 45 años es electoralista y «no vale para nada»

El PP ha rechazado este martes en el Congreso el plan del PSOE para crear 200.000 empleos para parados de más de 45 años tachándolo de «electoralista» y equiparándolo al Plan E del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que «no sirvió para nada», y ha recomendado además al principal partido de la oposición que se «aclare» porque esta propuesta es «contradictoria» con el discurso de su secretario general, Pedro Sánchez, de esta misma mañana.

El portavoz socialista de Empleo, Rafael Simancas, ha defendido ante el Pleno del Congreso su propuesta, que supone una «solución excepcional para el problema excepcionalmente grave de un colectivo excepcionalmente vulnerable: los parados de más de 45 años, cuya situación es realmente dramática».

«Un problema global como el del paro requiere de una respuesta global, con una política orientada a crear buenos empleos, a buscar la competitividad más allá de la devaluación salarial, a contar con un nuevo Estatuto de los Trabajadores que garantice sus derechos y que combata la precariedad. Una política laboral justa para una recuperación justa», ha proclamado el diputado madrileño.

ACTUAR A CORTO PLAZO

Sin embargo, mientras se produce ese cambio de política laboral, los socialistas proponen «un programa de auténtica emergencia social» con el que «procurar subsistencia y dignidad a un colectivo muy castigado», para el que se plantea la creación de 200.000 puestos de trabajo directos en una primera fase desde las administraciones y las entidades sin ánimo de lucro.

El objetivo de este programa estatal serían los parados de más de 45 años que lleven al menos dos en el paro y ya no tengan prestaciones. Así, se les ofrecería un contrato de seis meses con un salario equivalente al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y al menos un 20% de la jornada reservada para acciones de recualificación y reinserción profesional acorde a un itinerario personalizado que prepararían los servicios públicos de empleo.

Una propuesta que, a juicio del portavoz adjunto del PP en el Congreso Rafael Merino, demuestra que a los socialistas «no les interesan para nada los mayores de 45 años» y sólo buscan un foro para dar «un mitin electoral». «Están haciendo otro plan E que, como dijo el Tribunal de Cuentas, no valió absolutamente para nada más que para gastar dinero público y no crear ni un puesto de trabajo», ha añadido.

Además, cree que la iniciativa es «una absoluta contradicción» con el propio PSOE, cuyo secretario general «estaba hoy de mitin en el Senado hablando de acabar con la temporalidad y la precariedad» para que, por la tarde, su partido presente una iniciativa basada en empleos temporales y a tiempo parcial.

«Yo no sé si es que con su actual líder ya no están en nada de acuerdo o qué les está pasando, pero ¿a quién hacemos caso? Porque es todo una contradicción. ¿Dónde quieren ir? Comprendo que el nerviosismo electoral les lleve a estas situaciones, pero los mayores de 45 años se merecen un respeto y no que jueguen con ellos», ha añadido.

Finalmente, ha exigido a los socialistas «respeto» para los parados a los que el propio PSOE «llevó al paro» con sus políticas. «No jueguen electoralmente con ellos», ha insistido Merino, subrayando que mientras el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero mandaba a 3,5 millones de personas al desempleo las políticas del PP están consiguiendo crear puestos de trabajo entre los mayores de 45 años.

SADISMO SOCIAL

Por su parte, el portavoz de Empleo de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Joan Coscubiela, se ha mostrado favorable a la propuesta del PSOE en favor de un colectivo con el que el Gobierno se ha comportado «con cierto sadismo social», no haciendo «nada» para incentivar su empleo y «restringiendo» su acceso a las prestaciones por desempleo y a la jubilación anticipada. «Es difícil acosar más a un colectivo», ha llegado a decir.

Por eso, y sin perjuicio de que hagan falta medidas «estructurales» contra el problema del paro en general, el diputado catalán ve positivo buscar medidas concretas para «aliviar» la situación de los mayores de 45 años, aunque ha introducido en el texto original algunos cambios para acotar los beneficiarios del programa evitando «malos usos y costumbres», centrándolo en quienes tienen necesidades formativas; para garantizar la calidad de esta formación y para evitar la sustitución de funcionarios por este tipo de contratación.

El portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, por su parte, comparte «plenamente» la preocupación por el problema del paro, sobre todo en un colectivo cuyas posibilidades de volver al mercado de trabajo son «inferiores, por no decir nulas», a las de otros. No obstante, reconoce no entender «del todo» la articulación de la propuesta, aunque se ha mostrado favorable a cualquier iniciativa que busque «paliar el efecto del paro en las personas de más edad».

CAER EN ERRORES DEL PASADO

Por su parte, Alvaro Anchuelo, portavoz económico de UPyD, ha saludado un nuevo debate sobre este tema, tras una legislatura en la que las políticas de protección, formación y jubilación de los parados «han empeorado» a pesar de la coyuntura. No obstante, no le convence que los puestos de trabajo sean creados por las administraciones públicas, como si sus recursos fueran «ilimitados», y de forma «ficticia». «No podemos apoyar una tercera versión del Plan E», ha zanjado.

De forma similar opina Carles Campuzano, portavoz de Empleo de CiU, quien incluso ha bromeado con que esta iniciativa se parece a una propuesta del presidente Frank Underwood, de la ficción televisiva ‘House of Cards’, para señalar, a renglón seguido, que esta medida incrementaría la misma temporalidad que los socialistas rechazan.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído