El PSOE quiere tres contratos y reducir la temporalidad en diez puntos en una legislatura

El PSOE quiere reducir el número de contratos a tres (indefinido, temporal y de relevo y formación), subir el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta representar el 60% del salario medio neto en el horizonte de 2025 y reducir la tasa de temporalidad hasta la media europea en el plazo de una legislatura.

La idea es que la tasa de temporalidad española, que a cierre de 2014 se situaba en el 24,2%, según datos de Eurostat, baje en cuatro años hasta el promedio de la UE-28, actualmente en el 14,1%.

Para ello, y con el objetivo de combatir la precariedad laboral, el PSOE quiere asegurarse de que los contratos indefinidos se usen para los puestos de trabajo estables y los temporales para empleos realmente temporales. De esta forma, de acuerdo con la propuesta socialista para renovar el Estatuto de los Trabajadores, no se podrán cubrir puestos permanentes con contratos temporales y éstos no podrán durar más de un año.

No obstante, por medio de la negociación colectiva se podrá reducir la duración del contrato temporal a seis meses o ampliarse hasta los dos años. Además, a través de la negociación colectiva se fijará una tasa máxima de temporalidad en los distintos sectores productivos y se definirán aquellos puestos considerados como temporales.

En su propuesta laboral, que está abierta al debate y la negociación, el PSOE plantea que los sindicatos se conviertan en los protagonistas de la negociación colectiva, de forma que sean las secciones sindicales con mayoría en los comités de empresa quienes negocien los convenios colectivos y no los comités de empresa, como ocurre en la actualidad. Estos seguirían existiendo, para funciones de información, consulta y participación, pero no con funciones de negociación colectiva.

Otros aspectos destacables de la propuesta socialista pasan por reformar el tiempo parcial, obligar a las empresas a publicar lo que ganan los hombres y las mujeres de sus plantillas para luchar contra la desigualdad salarial, y poner fin a la figura de los falsos autónomos, dando a los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE) los mismos derechos que el resto.

Estas son algunas de las principales líneas de la reforma del Estatuto de los Trabajadores que planea acometer el partido que lidera Pedro Sánchez si gana las próximas elecciones generales, según ha explicado este martes en un encuentro con la prensa la responsable socialista de Empleo, Mari Luz Rodríguez.

«El primer mensaje que queremos lanzar a la sociedad es que la realidad es muy diferente a cuando se hizo el Estatuto de los Trabajadores en 1980. Se necesitan, por tanto, normas diferentes», ha subrayado Rodríguez, que ha denunciado además que «la crisis ha devastado el derecho del Trabajo».

Aunque ha resaltado que la prioridad del PSOE es solucionar el problema del paro, Rodríguez ha recordado que hay otros 14 millones de trabajadores cuyas condiciones laborales se han visto afectadas también por la crisis.

El PSOE quiere que el Estatuto de los Trabajadores recupere los derechos clásicos e incluya los de nueva generación, como el secreto de las comunicaciones o el derecho a la propiedad intelectual y científica de los trabajadores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído