No son bromas

Rajoy, Montoro, los funcionarios y tirar el dinero

Hay en España unos 2.800.000 empleados públicos

Rajoy, Montoro, los funcionarios y tirar el dinero
Burocracia, administración, funcionario, oficina y empleo. EP

Aproximadamente un 10% cobra entre 1000 y 1200 €, y un 58% cobra mas de 2000, y de los que están arriba, no tengo datos, pero seguramente ganan bastante mas

Van a aumentar el sueldo a los funcionarios, dicen que han sufrido mucho durante la crisis, cuatro o cinco años sin subirles el sueldo, les quitaron los moscosos, y los canosos y les suprimieron algunas pagas extra que ahora les van a devolver a plazos.

Les van a compensar el sufrimiento con una subida de salario del 1%, y por supuesto con la devolución de los privilegios perdidos (Los funcionarios tendrán un 2% más de poder de compra y los pensionistas un 1,2% menos en 2016, según Gestha).

Parece broma, ahora resulta que quienes han padecido la crisis, los que han hecho el esfuerzo para que España se recuperase, son los funcionarios, y Rajoy no lo va a olvidar, o sea, que el primer dinero de la recuperación económica será para ellos.

Hay en España unos 2.800.000 empleados públicos a los cuales se les congeló el sueldo durante varios años debido a la crisis económica, de ellos, aproximadamente un 10% cobra entre 1000 y 1200 €, y un 58% cobra mas de 2000, y de los que están arriba, no tengo datos, pero seguramente ganan bastante mas (El PSOE acusa a Montoro de reírse de los ciudadanos por la subida de sueldo a los funcionarios).

Tienen un régimen de trabajo sin control alguno, no fichan a la entrada ni a la salida, y por ello, pueden salir a hacer la compra en horas de trabajo, nadie les cuestiona lo que producen, si un día, o dos, no vas, no pasa nada, y es prácticamente imposible despedirlos, tienen moscosos y canosos, (días libres extra para sus cosillas). Un enorme porcentaje de quienes estudian en las universidades solo aspira a entrar en la función pública, normal.

En el sector privado, entre los afortunados que no han perdido su empleo en esos años, y tienen un trabajo a tiempo completo, un 36% gana menos de 1200 € y solo el 23% gana mas de 2000€. En cuanto no rinden lo que se espera de ellos, los despiden, se les controla durante la jornada, si no trabajas no cobras, y encima el Estado se preocupa de que los empresarios contraten lo menos posible mediante un impuesto del 40% sobre sus nóminas a las empresas, para la SS.

Hay que preocuparse de los pobres funcionarios que tanto han sufrido, trabajando sin moscosos ni canosos y con el sueldo congelado durante 5 años. Claro que en el sector privado, los sueldos no se los han congelado, sino que se los han bajado.

El tema es que los 2.800.000 trabajadores del Estado, manejan con sus familias, unos 8.500.000 votos. Y por ello esa preocupación súbita del Gobierno por compensar a los funcionarios por sus «sacrificios», para que vean que si ganan seguirán preocupándose por ellos, esa es nuestra línea, en cuanto haya dinero, vosotros sois los primeros.

Las democracias tienen esas sinvergüencerías. Aquí lo primero es el voto, la Nación viene después, los gobernantes solo son hombres de Estado cuando abandonan la política, cuando están en activo, son hombres de partido: «apparatchicks».

No hay que preocuparse, podemos votar a quien queramos, hoy lo hace el PP, y mañana lo hará el PSOE o cualquier otro en el poder, es la democracia, manda el voto.

Dinero tirado, porque un aumento salarial del 1% significa entre 10 y 25€ más al mes en la nómina, o sea, una horquilla que va desde dos cervezas con pincho de tortilla a dos cervezas con ración de pulpo.

Sin embargo, la suma de esas cervezas extra, va a costar unos 1200 millones de Euros, al Estado. Con ese dinero se podría, por ejemplo, ofrecer a las empresas una subvención del 100% de la seguridad social a quien contrate desempleados de larga duración, con lo que se podrían crear unos 250.000 empleos.

O medias jornadas de trabajos para la comunidad, en los ayuntamientos, a 500€ al mes, para los que no tienen ingresos. Unos empleos parciales, que aliviarían a unas 200.000 personas, con algo de trabajo diario, nada de subsidios sin hacer nada, que eso rebaja a la gente y esta demostrado que no funciona.

Claro, pero eso no va a dar votos a corto plazo y faltan unos pocos meses para las elecciones.

Tirar el dinero, para que los funcionarios se tomen unas cervezas cada mes, es reírse de quienes verdaderamente han sufrido esos años de crisis, devolver los moscosos, parece incluso recochineo.

No es broma

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído