El Congreso aprueba hoy definitivamente el nuevo marco de protección social de los trabajadores del mar

El Pleno del Congreso aprobará este martes de forma definitiva el nuevo marco regulador de la protección social de los trabajadores del sector marítimo-pesquero con el debate de las seis enmiendas que el Senado ha incorporado al proyecto de ley, y que suponen incluir en los beneficios de la normativa a las neskatillas y las empacadoras.

La norma fue aprobada por el Consejo de Ministros el pasado mes de julio con la intención de incorporar nuevos colectivos al Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores del Mar y de actualizar la normativa que los protege. La Comisión de Empleo del Congreso le dio luz verde a finales de agosto con los votos de PP, PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD y nacionalistas catalanes, y la abstención del PNV.

En la Cámara Alta, los ‘populares’ han pactado con la oposición incluir entre las actividades comprendidas en el Régimen Especial de la Seguridad Social para Trabajadores del Mar como empleados por cuenta propia o autónomos a las neskatillas y las empacadoras, que además podrán beneficiarse en el futuro de los correspondientes coeficientes reductores de la edad de jubilación, al igual que los rederos, una vez que el Gobierno tramite su reconocimiento.

Además, las enmiendas del Senado precisan que mariscadores, percebeiros, recogedores de algas, buceadores extractores de recursos marinos, rederos, neskatillas, empacadores y armadores que ejerzan su actividad pesquera a bordo de un buque como técnicos o tripulantes, entre otros colectivos, estarán obligados a concertar con la entidad gestora de la Seguridad Social la protección por contingencias comunes y a cotizar por la formación profesional.

MAS BENEFICIARIOS

Las neskatillas y empacadoras no son los únicos colectivos que se incorporan por primera vez al Régimen Especial de la Seguridad Social para Trabajadores del Mar con la nueva normativa, que también nombra beneficiarios de este sistema a unos 3.000 trabajadores autónomos y asalariados de diferentes grupos profesionales.

No obstante, para algunos profesionales esto no tendrá efectos hasta 2016, y también se aplaza hasta el año próximo la nueva división en grupos de los trabajadores del sector marítimo-pesquero a efectos de cotización, así como la aplicación de los coeficientes correctores.

Otras novedades importantes del proyecto de ley son la nueva definición que se hace de los beneficiarios de las prestaciones que gestiona el Instituto Social de la Marina (ISM), independientemente del régimen en que se hallen encuadrados, y la decisión de considerar tiempo efectivamente realizado los periodos de desembarco por enfermedad, accidente, vacaciones, permisos y licencias retribuidas para los coeficientes reductores de la edad de jubilación.

ESTUDIO SOBRE LOS BUCEADORES DEPORTIVOS.

Por otra parte, las pensiones de incapacidad permanente absoluta para todo trabajo o de gran invalidez derivadas de contingencias comunes se entenderán causadas aunque en el momento del hecho los interesados no se encontraran dados de alta en la Seguridad Social, como ya se prevé en el Régimen General.

La norma simplifica asimismo la regulación del Régimen del Mar, ya que recoge solamente las especificidades del mismo en materia de cotización y coeficientes reductores de la edad de jubilación, que serán de un máximo de diez años, refiriéndose en el resto de materias a la normativa general de la Seguridad Social.

Durante la negociación del proyecto de ley, el Gobierno ha aceptado incluir una disposición por la que se le mandata a realizar, en el plazo de un año, estudios para establecer si el trabajo de los buceadores deportivos y recreativos reúne los requisitos necesarios para ser incluidos en el régimen especial.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído