Báñez dice que la estabilidad política es «fundamental» para seguir creando empleo

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha manifestado este lunes que el país está viviendo «una recuperación muy social, inclusiva y muy novedosa» que permite asegurar que «España crece y crea empleo de calidad» y que se ha convertido en «un país de oportunidades». Sin embargo, ha reconocido que aún «queda mucho por hacer», significando en este punto que la «estabilidad política» es «fundamental para seguir manteniendo el rumbo».

Así lo ha manifestado Bánez en el marco del Foro de Economía e Internacional celebrado este lunes en Cádiz, donde ha pronunciado la conferencia ‘2015-2020: La España del Empleo’. Según ha destacado, gracias a las medidas puestas en marcha por el Gobierno y «al esfuerzo de todos», se ha conseguido recuperar en dos años «un millón de los más de tres millones de empleos destruidos por la crisis».

Ha resaltado que España «está creciendo» y es «uno de los países líderes en creación de empleo en toda la Unión Europea». Por ello, ha defendido que «hay que seguir en esa buena dirección, que significa sumar voluntades para multiplicar resultados».

Al respecto, ha apuntado que «este éxito es un éxito colectivo de los trabajadores, de las pymes, de los autónomos, de las empresas y de las familias, que están impulsando ese cambio a la recuperación en España».

Aunque ha reconocido que «queda mucho por hacer» porque «sólo hemos recuperado un millón de los empleos destruidos por la crisis», ha lanzado un mensaje de «confianza», ya que «vamos en la buena dirección» y es «perfectamente posible que, a una media de 500.000 empleos cada año, durante los próximos cuatro años podamos recuperar esos dos millones de empleo, que es de verdad que la recuperación llegue a cada persona que quiere trabajar en este país y que, además, lo merece».

BAJADA DE IMPUESTOS.

La ministra ha enfatizado que ese es el compromiso del Gobierno central y, para conseguirlo, «hay que poner en marcha medidas de todo tipo, fundamentalmente bajar los impuestos, que significa claramente más empleo».

Al respecto, ha hecho una reflexión sobre Andalucía indicando que, «con las mismas normas laborales, Madrid va como una moto». Esto se debe, en su opinión, a «la bajada de impuestos en Madrid que acompaña a las medidas reformistas del Gobierno de España». Por ello, ha instado a Andalucía a que «haga lo mismo» y baje los impuestos, ya que eso será «bueno para el crecimiento y para la generación de empleo».

Volviendo a las medidas que el Gobierno entiende que hay que poner en marcha, ha citado la «apuesta por la innovación, que significa también nuevas oportunidades para invertir y para crear riqueza en este país».

Asimismo, ha resaltado otro aspecto «fundamental» para su Ministerio y que va en la línea de «trabajar por el mejor activo estratégico que tiene España: su capital humano».

FORMACION PARA COMPETIR EN TALENTO.

En este punto, ha asegurado que España «va a competir en el presente y en el futuro en talento, no en costes bajos». Y para competir en capital humano «la formación de calidad es clave», haciendo referencia tanto a la formación permanente de los trabajadores como a la de aquellas personas que están desempleadas, propiciando así su «rápida vuelta al mercado de trabajo».

Báñez ha comentado que se han dado «avances importantes» en este sentido con la reforma de la Formación Profesional para el Empleo, que es «un elemento novedoso que va a poner en el mercado de trabajo para los trabajadores formación de calidad».

Ha añadido que «eso es bueno para todos, porque con una formación de calidad la persona puede volver al empleo, puede mejorar su puesto de trabajo, puede tener un salario más elevado y también la empresa gana porque es más competitiva. Por tanto, gana la sociedad».

EMPLEO DE CALIDAD.

Entre otros aspectos, la ministra ha defendido durante su intervención la calidad del empleo que se está generando en España, asegurando que «se está creando empleo indefinido y estable desde el primer momento» y también que «los jóvenes están siendo protagonistas den primera persona de la recuperación del empleo», con una tasa de crecimiento del empleo joven del «11,5 por ciento», es decir, por encima de la media general, que sitúa en el 3,2 por ciento.

Ha argumentado que «hoy todo el mundo reconoce que se crea empleo, pero no el hecho de que es de calidad». En esta línea, ha explicado que de los «1.098.000 empleos recuperados» en estos años, «1.095.000 son a tiempo completo».

Así, «tres de cada cuatro trabajadores tiene un contrato indefinido», lo que supone el 74 por ciento, cuando la media en 2007 era del 64 por ciento. De esta manera, «hoy hay más gente con contrato indefinido que antes de la crisis».

En esta línea, la ministra ha abundado que considerando el contrato de peor calidad el que tiene una duración de menos de un mes, éstos representan «el 0,96 por ciento, con lo que no llega ni al uno por ciento».

«Esa es la realidad, por mucho que algunos se empeñen en decir demagógicamente que España está llena de contratación temporal», ha afirmado Báñez antes de recalcar que «España es hoy el país de la zona euro que más empleo crea –uno de cada dos nuevos empleos– y es el segundo de la Unión Europea que más empleo indefinido crea», sólo por detrás de Alemania.

LA REFORMA LABORAL «FUNCIONA».

A preguntas de los asistentes al foro sobre la reforma laboral, la ministra ha dicho que se trata de «una reforma para el empleo» y que «funciona», pues con la reforma hay en España «800.000 parados menos y 300.000 trabajadores más».

Ha significado que es una reforma «profunda pero equilibrada», como entiende que demuestra el hecho de que «unos quieran derogarla radicalmente y otros profundizar en ella». En su opinión, esto significa que el Gobierno del PP «se ha quedado en la centralidad, en el equilibrio y en el interés general».

Báñez se ha dirigido al PSOE, que quiere derogar la reforma laboral, para advertirle de que «volver a las reformas laborales de antes de 2012 significa la España de los cinco millones de parados y de los cuatro millones de despidos».

Entre las virtudes de la reforma, ha destacado la «flexibilidad» que ofrece y que ha permitido que «en momentos de dificultad, el despido no sea el primer recurso al que acuden las empresas, sino que sea el último».

Así, la ministra de Hacienda y Seguridad Social ha concluido que «ha sido y es una reforma laboral para el empleo y que seguir sirviendo para crear empleo en España».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído