BALANCE DE UN AÑO CON LUCES Y SOMBRAS

Así ha sido 2015 para los autónomos

La falta de acceso al crédito y la morosidad han seguido latentes

Así ha sido 2015 para los autónomos
Empresario, inversor, autónomo. EP

Los pymes y los autónomos son el pilar básico de la economía nacional. Juntos, han suscrito la mitad del total de 600.000 contratos indefinidos que se han firmado en España este 2015. Por ello, se presupone vital aliviar, aún más, la situación de este colectivo de cara a la recuperación tras la crisis económica.

Los autónomos se han incrementado en 50.000 miembros en un año que ha estado marcado por la aprobación y entrada en vigor, el pasado 10 de octubre, de la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y de la Economía Social que presenta una serie de medidas que han contribuido a mejorar la situación de los trabajadores por cuenta propia.

Entre estas medidas destacan: la ‘tarifa plana’ de 50 euros para los nuevos autónomos durante seis meses que permite emplear; la posibilidad de capitalizar el 100% de la prestación por desempleo mediante un pago único para abrir un negocio; la compatibilización durante 9 meses de la prestación por desempleo con el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y la ampliación de la reanudación de la prestación por desempleo desde los 24 hasta los 60 meses para los profesionales autónomos.

Además, los autónomos económicamente dependientes (aquellos que perciben al menos el 75% de sus ingresos de un único cliente o empresa) podrán contratar un trabajador en determinadas circunstancias para poder conciliar vida familiar y laboral y los nuevos emprendedores profesionales verán reducida en un 7% su retención para el primer ejercicio y durante los dos siguientes.

A pesar de ello, a principios de año más de 1.200 comercios regentados por autónomos cerraron por el fin de los contratos de renta antigua. También, el 84% de las pymes y autónomos afirman no haber percibido mejoras en el periodo de pago de sus clientes y, además, la pensión del 85% de los trabajadores por cuenta propia no supera los 635 euros.

La falta de acceso al crédito y la morosidad han seguido latentes durante 2015. Pese a que el acceso a la financiación ha mejorado, sigue siendo imposible para una gran cantidad de autónomos de determinados sectores.

También los plazos de pago para los trabajadores por cuenta propia continúan muy por encima de lo que dicta la ley. Si en septiembre de 2014 el sector privado pagaba de media en 81 días en septiembre de 2015 lo hace en 85.

PERSPECTIVAS PARA 2016

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de trabajadores autónomos defienden que ha sido un «buen año» para este colectivo pero de cara a 2016, su presidente, Lorenzo Amor, suscribe que si no se consigue un gobierno estable, el crecimiento del PIB no llegará al 2%, la tasa de paro no bajará del 20% y las expectativas de creación de empleo se reducirán a la mitad.

De conseguirse la estabilidad política, desde ATA ven posible que el empleo crezca a un ritmo del 2,9%, la tasa de paro se sitúe por debajo del 20% y que a lo largo del año se creen un total de 500.000 nuevos empleos, de los que el 33% estarían suscritos bajo el paraguas de los autónomos. Además, vaticinan 75.000 nuevos autónomos para 2016.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído