UGT pide la derogación «sin demora» de las reformas laborales tras las recomendaciones del FMI

UGT ha vuelto a pedir este jueves la derogación «sin demora» de las reformas laborales aprobadas durante la crisis (2010, 2011 y 2012) al entrar en «contradicción» con las prescripciones, recomendaciones y advertencias del FMI en su informe ‘Perspectivas económicas mundiales’.

En una nota, UGT señala que el FMI ha dejado «completamente claro» que todas las medidas que reducen la protección de los trabajadores, ya sea por el debilitamiento de la protección frente al despido (regulación y/o indemnizaciones) como por los recortes en la protección por desempleo, son «negativas para la economía y el empleo».

Asimismo, señala que el organismo internacional considera que tales medidas promueven los despidos, debilitan la demanda agregada y con ello la creación de empleo, y tienden a contraer la economía, retrasando y debilitando la recuperación de la economía.

«Además de reconocer de forma tan clara que acertábamos los sindicatos cuando utilizábamos precisamente los mismos argumentos económicos para rechazar tales medidas incorporadas a las reformas laborales más recientes, el FMI rectifica con ello, en toda regla, los argumentos con los que durante años ha justificado aquellas reformas y demandado que se acometiesen reformas en esa dirección», apunta UGT.

En esta línea, valora la «contundencia» del FMI al buscar que «se comprenda hasta qué punto las medidas supondrán «el desencadenamiento de una ola de despidos» y el recorte en las prestaciones por desempleo «debilita aún más la demanda agregada», todo lo cual «retrasa o impide la consolidación de la recuperación económica».

Además, el FMI insta a acometer reformas en los mercados de productos y servicios, y al aumento del gasto en las políticas activas de empleo, «nuevamente lo contrario de lo que ha hecho el Gobierno del PP durante la pasada legislatura», reprueba UGT.

El sindicato subraya que la reforma laboral de 2012 es la que más incidió sobre la «desregulación y abaratamiento de los despidos», porque redujo más de un 40% las indemnizaciones en los despidos improcedentes, convirtió en «irrelevantes» las causas para los despidos objetivos y colectivos, y suprimió la autorización administrativa en los despidos colectivos, entre otras medidas.

Igualmente, agrega UGT, en la pasada legislatura el Gobierno «recortó las prestaciones por desempleo, aparte de permitir complacientemente la caída continuada y aguda de la tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo». «Resulta difícil atendiendo a todo lo que señala el FMI encontrar una descalificación más clara de las reformas laborales realizadas», añade.

Por ello, ve «imprescindible» corregir los errores y buscar una «adecuada» regulación del mercado de trabajo, restableciendo una regulación que impida los «excesos» en los despidos, y fijando una regulación que «aumente la protección y cobertura de las prestaciones por desempleo, que garantice creación de empleo en condiciones dignas, que a su vez mejore la demanda agregada y consolide la recuperación de la economía, además de elevar los niveles de productividad».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído