El Congreso pide al próximo gobierno una ley para que las cotizaciones de los autónomos sean progresivas

La Comisión de Empleo del Congreso ha aprobado este miércoles con el apoyo de todos los grupos parlamentarios salvo el PP una proposición no de ley en la que se pide al próximo gobierno que presente una ley para modificar el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en la Seguridad Social en aras a que puedan pagar cuotas progresivas en función de sus ingresos.

El texto, pactado a partir de una iniciativa de Ciudadanos con propuestas de Democracia y Libertad (DL), reclama al próximo ejecutivo que remita a las Cortes un proyecto de ley consensuado con el sector y las comunidades autónomas para revisar el RETA y establecer un «sistema progresivo que facilite la cotización en función de los ingresos reales».

Ciudadanos renuncia así a conseguir el respaldo de la Cámara Baja a su propuesta de imponer una tarifa reducida de 45 euros para los autónomos «habituales» cuyos ingresos anuales no superen el Salario Mínimo, y se conforman en su lugar con pedir un sistema que adecue trimestralmente la base de cotización y que tenga en cuenta a los trabajadores por cuenta propia con rendimientos «muy bajos» o sin ingresos, o a los que los obtienen de forma irregular.

Además, en lugar de pedir un sistema «adecuado y proporcional» para los trabajadores por cuenta propia a tiempo parcial, tal y como rezaba la propuesta inicial, el texto aprobado exige de forma más rotunda que se garantice «de forma inmediata y sin más aplazamientos» el cumplimiento de la normativa que permite a ese colectivo quedar incluido en el RETA.

COMPENSAR DEUDAS CON CREDITOS

Por otra parte, la Comisión de Empleo también exige al próximo gobierno que estudien mecanismos de compensación de la deuda con la Seguridad Social y Hacienda con aquellos créditos que los autónomos tengan contra alguna administración pública.

Asimismo, la iniciativa que ha salido adelante propone reforzar la presencia de los autónomos en el diálogo social y pide una revisión y adecuación del marco normativo que da cobertura a los Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes (TRADE) de acuerdo con los agentes sociales y las comunidades y en el marco del Pacto de Toledo para «mejorar su protección social y posibilitar la conciliación de la vida familiar y profesional».

Además, se mantienen propuestas del texto original de la formación naranja como que la fecha real y la fecha de efectos de las altas iniciales y bajas definitivas se igualen en el RETA para permitir que surtan efecto el mismo día que se solicitan, lo que en la práctica supondría permitir periodos de cotización a la Seguridad Social inferiores a un mes.

Igualmente se reclama volver al sistema anterior de recargos por el retraso en el pago de las cuotas, disminuyendo las penalizaciones hasta el 3% si el ingreso se produce en el primer mes, al 5% si es en el segundo, el 10% si es en el tercero y el 20% a partir de entonces.

También se mantiene la exigencia de «normalizar» el sistema de aplazamientos para que se concedan en base a «criterios objetivos» por parte de las Unidades de Recaudación Ejecutiva de la Tesorería General de la Seguridad Social, así como mejorar la cobertura de las prestaciones por cese de actividad.

Queda fuera del texto finalmente aprobado la petición de duplicar el número de bases de cotización que se pueden declarar en el mismo ejercicio, pasando de dos a cuatro, para que se ajusten mejor a los ingresos variables de los autónomos.

«BAJISIMOS» DATOS DE SUPERVIVENCIA

El diputado de Ciudadanos Sergio del Campo ha lamentado los «bajísimos» datos de supervivencia de los autónomos en los últimos años, de los que ha culpado a las «cargas fiscales y sociales excesivas» que se les «imponen», incluyendo las cotizaciones que se imponen desde el primer día de mes y no desde el día del alta, o la falta de relación entre las cuotas y los ingresos realmente percibidos.

La socialista Tamara Raya ha recordado que la propuesta recoge muchas de las medidas incluidas en el acuerdo de gobierno de PSOE y Ciudadanos, pero también ha señalado que, al margen de la puesta en marcha inmediata de estas medidas, haría falta constituir un grupo de trabajo que en el marco de la Comisión del Pacto de Toledo para presentar una propuesta efectiva del Régimen Especial de Autónomos.

Por parte de Podemos, Isabel Franco ve «insuficiente» la propuesta, ya que los problemas de los autónomos son «demasiado grandes» como para no apostar por una reforma «más completa», que incluya por ejemplo las deudas con las que se quedan cuando fracasa su actividad, la precariedad laboral que sufren o la falta de equiparación de sus prestaciones con las de los trabajadores por cuenta ajena.

Carles Campuzano, portavoz laboral de Democracia y Libertad (DL), coincide en que el actual RETA «no satisface» las al colectivo y «genera problemas de sostenibilidad» del sistema, por lo que es favorable a la propuesta, que finalmente incluye algunas de sus enmiendas sobre aspectos fiscales o el trabajo por cuenta propia a tiempo parcial. No obstante, pide que la reforma global de este régimen sea una «prioridad» la próxima legislatura.

También el portavoz de Empleo del PNV, Iñigo Barandiaran, ha subrayado que hace falta tomar medidas para ayudar al colectivo de los autónomos, cuyos problemas no son sólo los relativos a las cotizaciones sociales sino «muchos otros que hubieran debido merecer la posibilidad de ser debatidos» de forma específica.

HACE FALTA UN DEBATE MAS COMPLETO

Pese a que todos los grupos parlamentarios han reclamado un debate a fondo del asunto, han acabado votando a favor del texto transaccionado Así, sólo para el ‘popular’ José Vicente Marí este tema ha sido suficiente como para justificar su rechazo a la iniciativa.

El diputado del PP ha reprochado a Ciudadanos que pretenda «debatir en tres minutos» la necesaria reforma «de calado y profundidad» del régimen de autónomos. «Conviene hacer un análisis en conjunto de todas las problemáticas que afectan a los autónomos con rigor, y seguro que podremos acordar una reforma», ha insistido.

En este sentido, ha recordado que los cambios propuestos por la formación naranja tienen «implicaciones», no siempre positivas, tanto para las arcas de la Seguridad Social como para los propios autónomos. Y, por ello, se ha mostrado más favorable a crear una subcomisión para afrontar este asunto, una propuesta que la formación naranja también tiene presentada ante la Comisión de Empleo y que ya se rechazó en la Comisión del Pacto de Toledo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído