UGT ve más empleo, pero «estacional, precario y con bajos salarios»

UGT considera que las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, cuando el paro bajó en 216.700 personas y se crearon 271.400 empleos, demuestran que la recuperación del empleo viene de la mano de «actividades estacionales que demandan un empleo temporal, de escasa calidad y bajos salarios».

En un comunicado, el sindicato señala que los datos ponen de manifiesto que la creación de empleo y la temporalidad «caminan juntas en España», ya que cuando se genera empleo, éste es «estacional y precario», al tiempo que «sigue enquistada la temporalidad y asciende el trabajo a tiempo parcial involuntario y otras formas de subempleo».

En este sentido, subraya que la tasa de temporalidad sigue en ascenso este trimestre, superando el 25,7% de los asalariados. Por otra parte, la parcialidad involuntaria «definitivamente se consolida como un elemento estructural más del mercado de trabajo, que permite obtener mejores ritmos de creación de empleo, con una tasa que se sitúa este trimestre en un 60,4%».

Para UGT, la reforma laboral y otras medidas del Gobierno, lejos de corregir la dualidad del mercado de trabajo, están «extendiendo la precariedad y la desigualdad» en el mercado laboral.

AVANCE DE LA PRECARIEDAD.

Asimismo, denuncia que se registra un avance de la precariedad en el desempleo, con una extensión del paro de larga duración, 1.493.800 hogares con todos sus miembros en paro, una tasa de cobertura en permanente descenso (por debajo del 53%) y unas políticas de empleo que «no están siendo efectivas a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas, en especial de los parados de larga duración».

Ante estos datos, UGT considera que la recuperación del mercado de trabajo español es «poco sólida» y advierte de los «peligros que entraña un modelo de crecimiento económico construido sobre los mismos pilares de la etapa expansiva anterior», con actividades de «escaso» valor añadido y tecnológico, y un empleo temporal, menos cualificado y de peor calidad.

Por ello, ve imprescindible que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 apuesten por un cambio de política económica y por factores que permiten a una economía crecer a medio y largo plazo, en innovación y conocimiento.

También considera que las políticas de empleo deben enfocarse a la reducción del desempleo de larga duración, a través de un plan de choque por el empleo que impulse las políticas activas desde lo público, cree empleo de calidad y con derechos, y mejore los salarios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído