Son 11 millones de personas esperando promoción

Seis de cada diez trabajadores españoles confían ascender en su empleo actual

Seis de cada diez trabajadores españoles confían ascender en su empleo actual
Oficinista con trabajo acumulado. EP.

El 61% de los trabajadores españoles espera obtener un ascenso en su actual puesto de trabajo, lo que corresponde a 11 millones de ocupados, según el análisis elaborado por Ranstad a partir de más de 13.500 encuestas a profesionales ocupados de 34 países durante el segundo trimestre de 2016.

Esta cifra supone un incremento de cinco puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior.

España registra una tasa superior a la media europea, que es del 58%, y se sitúa al mismo nivel que otros países del sur de Europa. Italia es el país que mayor tasa alcanza, un 88%, seguido de Francia (66%), Luxemburgo y Portugal (65% ambos). Los menores porcentajes los registraron Noruega (47%), Dinamarca (37%) y Suecia (28%).

Los trabajadores españoles que más centrados están en mejorar su situación laboral son los menores de 25 años (88%), y el interés se reduce según aumenta la edad. Esta es la tasa más elevada de los últimos dos años, y supone un incremento de un punto porcentual respecto a hace un año y de 16 puntos respecto al segundo trimestre de 2014.

El segundo lugar lo ocupan los trabajadores de entre 25 y 45 años, ya que el 68% de los encuestados aseguró que su objetivo era ser promocionado internamente. Entre los mayores de 45 años, la cifra disminuye hasta el 41%.

Por nivel de estudios, los más centrados en obtener un ascenso son los profesionales con educación universitaria (65%), mientras que la cifra entre los ocupados que han cursado educación secundaria desciende hasta el 56%. La mitad de los profesionales de los que tiene educación primaria espera mejorar su situación laboral.

El estudio también elabora una serie de recomendaciones a la hora de negociar un ascenso laboral, como que el candidato exponga ante su superior las habilidades y competencias que aporta a la organización.

«La mejor aptitud es destacar el valor añadido y diferencial que el trabajador ofrece en su puesto de trabajo y por qué la empresa debe promocionarle internamente», ha destacado Ranstad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído