CC.OO. pide políticas que faciliten la inmigración durante las crisis

CC.OO. de Cataluña ha reclamado este martes al Gobierno nuevas políticas de inmigración que flexibilicen los procedimientos de acceso y el mantenimiento de la regularidad administrativa durante los procesos de crisis económica, ya que la ley actual está centrada en el control de flujos de entrada en coyunturas de crecimiento.

Así lo ha dicho en rueda de prensa el responsable de Migraciones de CC.OO. de Cataluña y director del Centro de Información para Trabajadores Extranjeros (Cite), Carles Bertran, que ha presentado un informe sobre la situación de personas inmigradas en Cataluña durante el primer semestre de este 2016.

Bertran ha lamentado que la legislación actual tiene una concepción del inmigrante «utilitaria», para hacer frente a la mano de obra necesaria en momentos de crecimiento económico, si bien no está pensada para gestionar la situación actual, marcada por la llegada de población extranjera, pero también por la emigración de población española, por el retorno o la reemigración.

De enero a junio, las oficinas del Cite han recibido 8.760 visitas (+24%), han atendido a 6.422 personas (+12,5%) y han registrado un total de 15.840 consultas (+22,2%), especialmente de población procedente de Marruecos (14,3%), Bolivia (7,8%), Colombia (6,3%), Honduras (5,9%) y Venezuela (5,1%) –los latinoamericanos suponen más del 50% del total de personas atendidas–.

Algunas de las consultas planteadas están directamente vinculadas con la crisis, ya que un 15,6% de las consultas están relacionadas con la renovación de las autorizaciones de residencia, un 14,5% con las tarjetas comunitarias, un 13,2% con el arraigo social, un 10,3% con las renovaciones de las autorizaciones de trabajo, un 9,3% con la reagrupación familiar y un 7,1% con la nacionalidad.

Asimismo, en el primer semestre se ha registrado un incremento de la irregularidad, pasando del 43,3% en el mismo periodo del año pasado a un 44,7% actual debido a la dificultad de renovar las autorizaciones a causa de la crisis, y por países Marruecos se sitúa a la cabeza en personas en situación irregular con un 10,8% del total, seguido de Venezuela (7,2%), Honduras (7,2%), Colombia (7,1%) y Bolivia (5,3%).

SERVICIO DOMESTICO

El servicio doméstico y el cuidado de personas son los dos principales sectores de empleo entre las mujeres extranjeras, ya que el 40,8% de las personas atendidas que trabajan (el 92% mujeres) lo hacen en el servicio doméstico, y de éstas el 44,7% lo hace de forma irregular.

Según algunos estudios, hay unas 700.000 personas trabajando en el servicio doméstico, de las que 435.000 están afiliadas a la Seguridad Social, el 90% mujeres y más de la mitad extranjeras, con lo que «podría haber» unas 170.000 personas trabajando de forma sumergida.

Para mejorar las condiciones laborales de estas trabajadoras, Bertran ha reclamado al Gobierno que no ponga «excusas» sobre el hecho de que se encuentre en funciones y firme el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo sobre trabajadores domésticos, que entró en vigor en septiembre de 2013 y que está ratificado por países como Alemania, Bélgica, Irlanda, Italia, Finlandia y Suiza.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído