Burgos quiere acordar con agentes sociales que el alza de la base máxima suponga aumento de la pensión máxima

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha afirmado este martes que se pueden llegar a determinados acuerdos con interlocutores sociales para que cualquier incremento en las bases máximas de cotización a la Seguridad Social venga acompañado de un aumento de la pensión máxima para respetar los principios de corresponsabilidad.

Para Burgos, si se siguen incrementando las bases máximas sin aumentar la pensión máxima se estará en un sistema «casi confiscatorio» y eso «es lo que tenemos que acordar». Así lo ha señalado el secretario de Estado durante su intervención en la jornada ‘El sistema público de pensiones: aportaciones a un debate’ organizado por ‘Cinco Días’.

Por otro lado, ha recordado que las dos «grandes» reformas realizadas en 2011 y 2013 todavía tienen «mucho recorrido», ya que, «salvo algunas cuestiones», la gran «mayoría» de sus efectos ni siquiera han comenzado.

«Hemos sido capaces de hacer dos reformas ambiciosas y dos reformas que claro que pueden tener efectos sobre la suficiencia de las pensiones», ha añadido Burgos. Además, ha señalado que todavía quedan aspectos en los que se puede seguir profundizando, como es la equiparación de los regímenes, «que todavía está lejos de ser una realidad».

También ha apuntado que hay que resolver el problema de las jubilaciones anticipadas, que sigue siendo «muy importante» en España. «Tenemos la responsabilidad de tomar medidas para que la Seguridad Social siga ganando en capacidad de cobertura, sostenibilidad económica y además que eso sea compatible con la suficiencia de las prestaciones, la justicia de las mismas y la equidad en el reparto de los esfuerzos», ha añadido.

Para el secretario de Estado de Seguridad Social, el reto financiero para el sistema es «muy importante». Asimismo, ha recordado que España está ante un escenario de recuperación de un sistema «devastado» por la crisis, que ha aguantado en cuanto a su nivel de prestaciones, pero que ha tenido que recurrir a todas las capacidades que tenía a su disposición, entre ellas el Fondo de Reserva.

Asimismo, sobre pagar algunas pensiones vía impuestos, Burgos ha recordado que «forman parte del entramado del sistema y que nadie cuestiona que no tengan que seguir siendo parte de este». Así, cree que la decisión es de si se quieren seguir nuevos caminos con estas separaciones o no.

También ha recordado que más de 3.000 millones se dedican a las reducciones de bonificaciones de la Seguridad Social y que esta cifra ha permanecido «básicamente» estable.

«El sistema de reparto no puede haber dicho su última palabra», ha añadido Burgos, tras recordar que lo se tiene que hacer es activar todos los recursos para que el sistema goce de la financiación adecuada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído