Fedeca valora positivamente la OEP, pero la ve insuficiente para acabar con la falta de personal

La Federación de Asociaciones de Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (Fedeca) valora positivamente la «histórica oferta de empleo público (OEP)», pero cree que se deberían realizar una serie de reformas adicionales e «imprescindibles» para hacer frente a los problemas estructurales en la administración.

Fedeca considera que es necesario poner en marcha políticas de personal a medio y largo plazo para solucionar problemas estructurales en las administraciones públicas, como son la escasez de personal y el elevado envejecimiento de los funcionarios.

En los últimos años se ha producido un aumento o un mantenimiento de las funciones realizadas por las administraciones públicas, tanto en lo que respecta a la asistencia al ciudadano como en su vertiente de control. Estas funciones han ido acompañadas de reducciones «importantes» del personal a su servicio, lo que ha provocado un aumento de las cargas de trabajo, según Fedeca.

El continuo envejecimiento de los funcionarios en España implica, según la federación, que en los próximos años se va a producir un gran número de jubilaciones, con lo que el personal al servicio de los ciudadanos se verá mermado de forma «considerable».

Así, la federación ha puesto de relieve que esta oferta de empleo «no afronta el problema actual y futuro de la escasez de personal en las administraciones», ya que casi «no aporta nuevos efectivos» porque su intención es la de acabar con el problema de la temporalidad de muchos puestos de trabajo del sector público.

La OEP se realizará completamente en un plazo de tres años, esto es, según Fedeca, «encomiable» porque supone un esfuerzo de planificación de los recursos humanos de las administraciones públicas a medio plazo y presupone creer que los actores y las condiciones políticas en España para desarrollarla se mantendrán «intactos».

Para Fedeca, es necesario que se preste especial atención a los procesos y las convocatorias de puestos de trabajo para vigilar que en todo momento se respeten los principios de igualdad, mérito y capacidad.

Asimismo, ha insistido en que el Gobierno tiene que dar respuesta a la ausencia de regulación del estatuto del Directivo Público, «una figura imprescindible para garantizar la profesionalidad e idoneidad de los cargos de la alta dirección».

Fedeca cree que urge crear un régimen diferenciado del directivo público que aleje la provisión de estos cargos del ciclo electoral, garantice su profesionalidad y vincule su gestión a los resultados estableciendo mecanismos «adecuados» de rendición de cuentas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído