Los agentes llevan años pidiendo los 200 euros de mejora que han rechazado los 'securatas'

La bronca del Aeropuerto de El Prat dispara la legitima demanda salarial en la Guardia Civil

Con la circunstancia de que ellos tienen prohibido hacer huelga

La bronca del Aeropuerto de El Prat dispara la legitima demanda salarial en la Guardia Civil
Agentes de la Guardia Civil en un control de seguridad del aeropuerto. GC

'Efecto Tricornio': basta la presencia de la Guardia Civil para que todo vaya como una malva

El aumento salarial que van a acabar recibiendo los vigilantes de Eulen tras su huelga en El Prat ha sido la mecha que ha encendido reivindicaciones del personal de seguridad en otros aeropuertos españoles, e incluso los trabajadores de Aena anuncian ya paros para septiembre.

Pero además y con toda razón, ha colmado la paciencia de las asociaciones profesionales de la Guardia Civil.

Los agentes llevan años reclamando que se les equipare salarialmente a los otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, sin ser escuchados. Están mucho pero pagados que Mossos, policias municipales y hasta ‘securatas.

Se han hartado de reclamar una mejora de al menos 200 euros, la misma cantidad que han rechazado los trabajadores de la empresa Eulen. Con la circunstancia de que ellos tienen prohibido hacer huelga.

En esta España, tan ingrata e injusta a menudo, se dará muy pronto la vergonzante paradoja de que, cuando a los ‘securatas’ les suban el sueldo ocurra, quienes han solucionado el problema sobre el terreno, los guardias civiles, volverán a sus cuarteles con el mismo sueldo y a esperar a que les reclamen para apagar el siguiente fuego.

Escribía Alfonso Rojo el pasado 15 de agosto de 2017, a propósito de este disparate:

Esos 200 agentes de la Benemérita que le han ahorrado a usted -pasajero del Aeropuerto de El Prat- un montón de horas de cola e innumerables sinsabores, tienen unos sueldos todavía más miserables que los de los ‘securatas‘ en huelga.

Y trabajan más horas, en condiciones más complicadas y con bastantes menos derechos. Tras aprobar la oposición y pasar un curso entero en la Academia de Baeza, lo que cobra un número de la Guardia Civil son 1.177 euros al mes, más o menos el sueldo que los vigilantes del Prat, por abrumadora mayoría, rechazaron este domingo por ‘escaso e inadmisible‘.

Habrá quien diga que es un trabajo estable, en el que se va escalando y que los emolumentos mejoran con la edad. Pues tampoco, porque un guardia veterano, con especialidad de Policía Judicial, 4 trienios y un hijo, todo lo que se lleva neto al concluir el mes son 1.342 euros. Un poco más, si le especialidad es Tráfico.

Y eso de que no pagan vivienda, porque les ponen Casa Cuartel es una milonga. Vale para Betanzos, Bembibre o Monforte de Lemos, pero en las grandes ciudades, no hay hueco.

Díganme si no es de vergüenza que este país y sus políticos traten tan mal a los héroes del tricornio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído