Ahora el mínimo exento del IRPF está situado en 12.000 euros anuales

El ministro Montoro acepta que los pensionistas con rentas de hasta 17.000 euros no paguen el IRPF

De la medida se podrían beneficiar alrededor de 1,2 millones de personas

El ministro Montoro acepta que los pensionistas con rentas de hasta 17.000 euros no paguen el IRPF
Javier Maroto (PP). David Mudarra.

Esta medida era parte de una exigencia de Ciudadanos para apoyar los PGE

Como dice un viejo refrán español: ‘a la fuerza ahorcan’. Porque si algo le gusta a un político en acyivo es sacarle los cuartos al contribuyente y parece que esta vez no será así.

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, ha avanzado que el Gobierno quiere eximir del pago del IRPF a los pensionistas que cobran rentas anuales de hasta 17.000 euros, lo que, según ha dicho, les permitirá ganar poder adquisitivo «por la vía de no pagar este impuesto».

Potencialmente, la medida podría beneficiar a aproximadamente 1,2 millones de pensionistas que cobran entre 900 y 1.200 euros al mes.

Esta medida forma parte de una exigencia de Ciudadanos de cara a apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018. En particular, la formación naranja pedía una rebaja del IRPF para quienes cobran entre 14.000 y 17.000 euros y la exención de impuestos para quienes están por debajo de los 14.000 euros.

Con el fin de asegurarse el apoyo a los Presupuestos, que previsiblemente se aprobarán en el Consejo de Ministros del 27 de marzo, el PP ha ido un paso más allá y ha optado por plantear una exención para los que cobran hasta 17.000 euros.

Actualmente, el mínimo exento del IRPF está situado en 12.000 euros anuales. Quienes cobren menos de esa cantidad, sean o no pensionistas, no están obligados a pagar el impuesto.

«Mariano Rajoy ha eliminado el IPRF para todos los pensionistas que tengan una pensión inferior a 860 euros al mes (lo que equivale a unos 12.000 euros anuales). Queremos hacer extensiva esa eliminación del IRPF incluso hasta los 17.000 euros de pensión, es decir, hacer que más pensionistas ganen poder adquisitivo por la vía de no pagar el impuesto».

¿A quiénes beneficiará la medida?

Tanto pensionistas como trabajadores no pagan por IRPF si sus rentas anuales no llegan a 12.000 euros.

Según los últimos datos disponibles de la Seguridad Social, hay más de 5,6 millones de pensionistas que pueden estar exentos de pagar impuesto de la renta. Pero hay tener en cuenta que es un dato aproximado porque es posible que el pensionista tenga otros ingresos que haga aumentar su renta.

La medida anunciada de exención de IRPF afectará a los pensionistas con rentas de entre 12.000 euros y 17.000 euros, es decir, deben cobrar al mes entre 857 euros y 1.214 euros.

En este rango, actualmente hay aproximadamente 1,2 millones de pensiones con esta cuantía. Las cuales se pueden beneficiar de esta medida si no tienen otros ingresos que haga superar el límite de 17.000 euros anuales.

Teniendo en cuenta que en febrero había un total de 9.573.282 pensiones, y si entra en vigor esta iniciativa, algo más de 2,3 millones de pensionistas seguirán pagando IRPF.

Para el resto de pensiones

El vicesecretario de Política Social del PP ha señalado que los anuncios que ha hecho el Gobierno en relación a la subida de las pensiones de viudedad y de pensiones mínimas «van tomando cuerpo».

Así, Maroto ha afirmado que habrá un «gesto clarísimo y merecido» hacia las viudas, con una subida de las pensiones de viudedad que «va más allá de lo que estaba previsto». «Vamos a ver lo que da de sí el presupuesto», ha dicho.

Sobre las pensiones mínimas, ha indicado que habrá una propuesta para que suban «mucho más de lo anunciado», pero dentro de las posibilidades presupuestarias del Gobierno.

Las pensiones, objeto de «respeto»

Maroto ha asegurado que las pensiones no pueden ser «nicho electoral ni arma arrojadiza de nadie» y que los pensionistas deben ser objeto de «respeto». En su opinión, los grupos parlamentarios están «a tiempo» de ofrecer soluciones «dignas y sostenibles» para el sistema en el marco del Pacto de Toledo.

En cuanto a la indexación de las pensiones al IPC, una medida que demandan partidos de la oposición y asociaciones de pensionistas y sindicatos, Maroto ha insistido en que apenas dos países del entorno español mantienen esta fórmula y que resulta «más razonable» ligarlas al crecimiento económico y del empleo.

En este sentido, ha recordado que las subidas del salario mínimo interprofesional y del sueldo de los funcionarios acordadas con los sindicatos se han vinculado al crecimiento del PIB y del empleo.

«Los gobiernos que indexan las pensiones al IPC nunca cumplen porque no lo bajan cuando el IPC es negativo y cuando es muy alto, incumplen. Parece razonable que vayamos a un sistema donde la base sea el empleo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído