Esto es real

Convocan plazas de guardia forestal en Portugal pero no admiten a calvos ni a desdentados

La Presidencia de la República autoriza semejante oferta de empleo público y desata la polémica en el país vecino

Convocan plazas de guardia forestal en Portugal pero no admiten a calvos ni a desdentados
Bombero RS/PD

No, no es una noticia de los compañeros del Mundo Today, no es ninguna broma, es totalmente cierto. La sorpresa y el estupor han saltado al primer plano en Portugal tras difundirse los términos de la convocatoria pública de empleo autorizada por la Presidencia de la República. En efecto, el país vecino busca incrementar su dotación de guardias forestales, pero los requisitos difundidos bordean el surrealismo, cuando no la discriminación, según recoge Francisco Chacón en ABC.

A saber: si está usted embarazada o se le ha diagnosticado el VIH, puede optar a una de las 200 plazas ofertadas. Pero no se permite el acceso de candidatos calvos, desdentados, tartamudos, con cicatrices visibles o tatuados.

Son solo algunos de los insólitos impedimentos divulgados en la convocatoria oficial, a la cual se han presentado 2.500 aspirantes. Todos con un denominador común: ninguno entiende cómo ha podido homologarse una lista de exigencias de tal calibre.

Pero así es, cosas de este Portugal dispar que atisba los meses con temperaturas elevadas y, por consiguiente, sabe que se avecina la oleada de incendios, a juzgar por el impacto que el fuego ha tenido en los últimos veranos (Madeira, Pedrógao Grande, Algarve).

El Estado ha querido impulsar el empleo en este sector, pero lo cierto es que la controversia está servida y el Ministerio de Administración Interna ha tomado cartas en el asunto. Hasta el punto de que ha pedido la intervención de la Fiscalía con el objetivo de precisar si los criterios de exclusión se ajustan a la legalidad y son constitucionales.

Para colmo, quedan igualmente descabalgados los opositores con hemorroides voluminosas, alteraciones en la pigmentación de su piel o rinitis alérgica.

La primera convocatoria se produjo el pasado 26 de febrero y entonces no se aceptaban embarazadas ni seropositivos. Pero la polémica comenzó a manifestarse y así fue cómo las autoridades cambiaron las normas para que estos dos perfiles quedaran definitivamente integrados.

¿Cómo es posible que se muestren tales niveles de acotación en las candidaturas? Es la pregunta que flota en el aire. Mucho más cuando las restricciones no acaban ahí: personas con sífilis, cáncer, tumores benignos, hepatitis, psoriasis, paludismo, tuberculosis, anemia, diabetes, artrosis, cefalea, epilepsia, glaucoma, esclerosis, aneurisma, asma, úlcera, etcétera, etcétera, etcétera.

La lista completa resulta casi interminable, ya que se desglosa a lo largo de 18 puntos, de acuerdo con la notificación publicada por el Diário da República, equivalente al Boletín Oficial del Estado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído