EDAD Y RENTE

¿En qué consiste la reforma de las pensiones que ha incendiado Francia?

¿En qué consiste la reforma de las pensiones que ha incendiado Francia?
Huelgas en Francia contra la reforma de las pensiones. PD

Una huelga con enorme seguimiento en sectores neurálgicos como el transporte o la educación ha dejado patas arriba a Francia  este 5 de diciembre de 2019.

La gigantesca algarada, que va a prolongarse, a la reforma más arriesgada que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha lanzado en su mandato: las pensiones.

Como explica Juan Pedro Quiñonero en ABC, el proyecto de Macron consiste esencialmente en esto:

¿Qué se reforma?

En Francia hay 42 regímenes de pensiones, muy diferentes, entre el sector público y el sector privado. El proyecto propondrá «refundir» todos esos regímenes en un solo régimen universal. El proceso de transición estará escalonado en el tiempo, entre cinco y diez años, por negociar.

¿A quién se aplicará la reforma?

Solo a los franceses nacidos después de 1963, cuando la reforma sea realidad, hacia el 2025, o algún año después. Los nacidos antes seguirán beneficiándose del sistema actual. Quienes decidan jubilarse antes podrá negociar fórmulas que todavía se desconocen.

¿Cambiará la edad oficial de jubilación?

No. La edad oficial de la jubilación seguirá siendo la de 62 años. Por el contrario, se proponen dos cosas: Crear incentivos (fiscales y salariales) para aplazar la jubilación entre 2 y 5 años, en el sector privado. E iniciar una «transición» alargando la jubilación en los transportes públicos, donde hoy es posible jubilarse a los 55 años, en muchos casos. Incentivos y transición por negociar y aplazar en el tiempo.

¿Podrá trabajarse más?

El proyecto tiene previsto «liberalizar» tímidamente el futuro modelo único: será posible la jubilación y continuar trabajando, en condiciones por discutir; será posible el «trabajo a tiempo parcial», más allá de la edad de la jubilación; se facilitarán nuevos «modelos» de trabajo, jubilación, con nuevas formas de cotización, voluntaria, para acumular más puntos para la jubilación definitiva.

¿Cómo funcionara el posible nuevo sistema?

Con una contabilidad «por puntos» acumulados, a lo largo de semestres de vida laboral. En el sector privado, hoy se calcula la pensión a través de una media de los últimos 25 años, mientras que en la mayoría del sector público se calcula a través de la media de los seis últimos meses de trabajo. El nuevo sistema por puntos «inquieta» a los funcionarios y trabajadores del sector público, que temen perder «privilegios».

¿Quién pagará las futuras pensiones?

En la actualidad, las pensiones del sector público son muy deficitarias. Ese déficit se paga con deuda o trasvase de las cotizaciones del sector privado. Se proyecta unificar una cotización única (público/ privado) del 28,12 % sobre los salarios. 3/5 esa cotización correrá a cargo de las empresas.

¿Cuándo será realidad el proyecto de las pensiones?

Nadie lo sabe. Se presta al gobierno la intención de presentar el proyecto global los próximos días. Tras dos años de «concertación», seis meses de «síntesis», todavía no se conoce el proyecto definitivo y concreto, que debiera discutirse en la Asamblea Nacional el año próximo, para aplicarse a lo largo del próximo quinquenio. El proyecto no se aplicará definitivamente antes del 2025.

¿Quiénes serán los ganadores y perdedores del nuevo sistema?

Habrá unos beneficiarios claros: quienes puedan beneficiarse de la pensión mínima, equivalente al 85% del salario mínimo, que este año asciende a 1.200 euros. Los funcionarios, por el contrario, temen tener que trabajar más con un aumento salarial impreciso. Las profesiones liberales temen tener que pagar más cotizaciones. Beneficiarios claros… los trabajadores del sector privado que tienen salarios más bajos con cotizaciones más altas.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído