"Llamo y llamo y no me cogen el teléfono"

Decenas de miles de despedidos en los ERTEs no cobrarán este mes el paro por el caos del SEPE

Las dificultades prácticas para solicitar la prestación por desempleo aumentan la inquietud a los despedidos por el coronavirus

Decenas de miles de despedidos en los ERTEs no cobrarán este mes el paro por el caos del SEPE
Saturada de trabajo, expedientes y papeleo en la oficina. PD

Como no se espabile el Gobierno Sanchez y no da indicios de estar en condiciones de hacerlo, le va a caer la mundial.

La profusión de ERTEs y la avalancha de despidos está dejando en evidencia a la Administración socialcomunista y su capacidad de respuesta.

En el programa ‘Al Rojo Vivo’ de La Sexta, la ministra de Trabajo Yolanda Díaz admitió hace unos días que tienen «un problema informático», pero insistió en ya estaba en marcha la cita online.

Un aviso en la web del SEPE recuerda que «se suspenden plazos en la presentación de solicitudes: no se recortan derechos por presentar solicitudes fuera de plazo».

En teoría, los trabajadores afectados por un Expediente Temporal de Regulación de Empleo no tendrán que hacer ninguna gestión, se les dará de alta automáticamente cuando la empresa lo notifique.

Todas las altas se tramitarán de oficio para que los afectados cobren a final de mes.

Pues parece que no. Hay de saturación de Empleo por los ERTEs.

Antes de que la crisis del coronavirus lo cambiara todo, eran los propios trabajadores y las empresas los que tenían que encargarse de los diversos trámites burocráticos que conlleva un expediente de regulación de empleo temporal.

Pero tras la entrada en vigor del estado de alarma, son los propios funcionarios del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), el antiguo Inem, los que llevan a cabo todo el papeleo.

Por si eso no fuera ya suficiente aumento de la carga de trabajo, debe sumarse la avalancha de ERTEs que, según dicen desde el Ministerio de Trabajo, está llegando a las oficinas durante los últimos días por el parón productivo originado por el virus, y que ha triplicado el número de expedientes que gestionan los empleados.

Y esto se va a traducir en que muchos no cobren el paro, cuando conclouya el mes.

Todo ello está originando que el Sepe esté totalmente desbordado y que los funcionarios no den abasto para saca adelante todos los expedientes abiertos.

«Es peor que en 2008. Entonces fue algo paulatino. Ahora los ERTEs llegan en aluviones».

Miles de despedidos no podrán cobrar la prestación a fecha del 31 de marzo.

 «Esto va a provocar que los trabajadores al final del mes cobren solo los 11 o 14 o 16 días de la nómina de la empresa, hasta la fecha de presentación del ERTE, y nada más, porque el SEPE no les reconocerá la prestación no se sabe hasta cuando pues sin resolución no cabe apuntarse a la prestación».

«Esta situación la estamos viviendo a diario y explotará el día 30 cuando los empresarios que han tenido que cerrar no puedan afrontar el pago de la nomina completa, y los trabajadores solo cobren la mitad del salario y no puedan acceder al desempleo».

 

Queremos seguir siendo un medio de comunicación libre

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

PINCHA Y CONTRIBUYE

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído