El Ejecutivo se reune este lunes con los agentes sociales para seguir negociando

El Gobierno PSOE-Podemos planea prorrogar los ERTE hasta el 31 de diciembre de 2020 con la prohibición de despedir

La patronal insiste en que los ERTE por fuerza mayor no deben limitarse a sectores concretos

El Gobierno PSOE-Podemos planea prorrogar los ERTE hasta el 31 de diciembre de 2020 con la prohibición de despedir

El Ministerio de Trabajo propone prorrogar automáticamente los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 31 de diciembre de 2020 y limitar los de fuerza mayor a empresas de una serie de actividades económicas especialmente afectadas por la pandemia, así como a los negocios que dependan de estas. Del mismo modo, plantea mantener la prohibición de despedir tras los ERTE hasta final de año.

Así figura en el borrador presentado por Trabajo a los agentes sociales en el marco de la negociación para extender los ERTE más allá del 30 de septiembre, en el que se recogen las propuestas del Gobierno para la prórroga y las prestaciones relativas a los ERTE, paraguas bajo el que todavía se encuentran en torno a 700.000 trabajadores.

El ministerio propone que se consideren empresa especialmente afectadas por la pandemia aquellas cuya actividad se recoja en la norma, pendientes de concretar, y aquellas cuyo negocio dependa en su mayoría de estas empresas. En detalle, señala que se entenderá por empresas dependientes aquellas cuya facturación, durante el año 2019, se haya generado, al menos en un 50%, en operaciones realizadas de forma directa con las empresas consideradas especialmente afectadas.

El planteamiento de Trabajo es un modelo de protección «diferencial», no sectorial, que pasa por mantener los llamados ‘ERTE de rebrote’ para todos los sectores y empresas afectados por un rebrote de Covid, en paralelo a un incremento de la protección para los que más tiempo lleven en ERTE por la pandemia, como aquellos que lleven más de seis meses.

Sobre la prohibición de los despidos, establece que permanecerá vigente hasta final de año el artículo que fija que la fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada «no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido». Como consecuencia, quedaron vetados los despidos objetivos con una indemnización de 20 días por año de trabajo debidos al Covid-19, pasando a considerarse despidos improcedentes, cuya indemnización alcanza los 33 días por año, o nulos.

A su vez se amplía el derecho de adaptación y/o reducción de la jornada para el cuidado de menores, aparejado a reducción salarial, el conocido como Plan Me Cuida.

El borrador entregado esta semana por Trabajo a los agentes sociales recoge el fin del contador a cero, una medida rechazada por la patronal y los sindicatos al suponer que las prestaciones que consuman los afectados por ERTE restarán para periodos futuros de paro.

«Cuando los trabajadores que, una vez finalizado el ERTE, accedan a una prestación contributiva por haber extinguido una relación laboral antes del 31 de diciembre del 2021, verán reducida la duración del nuevo derecho en tantos días como hayan percibido de prestación durante el ERTE desde el 1 de octubre», establece el borrador.

Por el contrario, el borrador no especifica los nuevos esquemas de bonificaciones ni el porcentaje sobre la base reguladora que mantendrán las prestaciones de los trabajadores afectados por un ERTE a partir de los 180 días, que con el esquema actual bajará del 70% al 50%, tratándose de una de las principales preocupaciones y reivindicaciones de los sindicatos.

Fuentes sindicales han señalado que ven «interesante» el documento, aunque han mostrado reticencias al borrador al no recoger «nada de lo planteado en Mallorca», cuando se constituyó el diálogo para prorrogar los ERTE, y por quitar además el contador a cero y la imposibilidad de despedir tras los ERTE.

Desde la patronal explicaron que se trata de un documento que no garantiza que se vaya a dar cobertura a todas las empresas que lo necesitan, puesto que se reduce el marco de cobertura de las ayudas, plantea una sectorialización y no se garantiza la extensión hasta al menos el mes de abril, además de fijar que los ERTE computen para el paro.

El acuerdo se espera esta semana

El Ejecutivo volverá a reunirse este lunes con los agentes sociales para seguir negociando los términos y condiciones de la que sería cuarta prórroga de los ERTE por fuerza mayor vinculados a la Covid-19. El objetivo del Gobierno es cerrar el acuerdo esta misma semana después de haber comenzado las negociaciones el pasado 4 de septiembre, con una primera toma de contacto que tuvo lugar en Palma de Mallorca.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído