Algunos países creen que serviría para evitar futuras crisis

El FMI estudia limitar el tamaño de la banca internacional

El lema: Si es demasiado grande para caer, también lo es para existir

Las crisis económicas recientes demuestran que el tamaño de un banco no crea necesariamente riesgos sistémicos

El subdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI), John Lipsky, ha reconocido que existen voces en la institución que reclaman:

Si una entidad es demasiado grandes para caer, también lo es para existir.

El organismo internacional abre así la puerta a establecer límites al tamaño de las compañías financieras. El objetivo: que sean manejables.

CONVENIENCIA DE LIMITAR EL TAMAÑO
El FMI estudia la conveniencia de limitar el tamaño de las instituciones financieras en el mundo para evitar futuras crisis económicas globales, según informa EFE.

El primer subdirector gerente del FMI, John Lipsky, ha dicho durante su participación en la conferencia internacional «Retos y estrategias para promover el crecimiento económico», organizada por el banco central mexicano que:

«Hay instituciones financieras que son consideradas demasiado grandes como para que fracasen.»

«Las crisis económicas recientes demuestran que el tamaño de un banco no crea necesariamente riesgos sistémicos, y que algunas de las mayores firmas lograron evitar problemas financieros dañinos, mientras que otras pequeñas y muy interconectadas enfrentaron grandes dificultades.»

El funcionario señaló que varios de los países miembros del FMI le han pedido al organismo analizar la posibilidad de restringir el tamaño y alcance de los bancos.

Pero Lipsky reconoció que:

«No existe una guía clara sobre el tamaño óptimo que debería tener un banco o un intermediario financiero.»

«Todavía no es posible tener respuestas precisas sobre este asunto, pero en este contexto, cualquier acción precipitada de los países podría tener consecuencias inesperadas.»

Según el funcionario del FMI, existe ya un «consenso amplio» en el mundo sobre el tipo de controles que deben ponerse en marcha en el sistema financiero mundial y la convicción de que deben incluir a todas las instituciones que lo conforman.

Sugirió a los gobiernos poner en marcha políticas de «prudencia macroeconómica» para evitar crisis cíclicas y adoptar mecanismos de resolución de conflictos entre bancos e instituciones financieras que sean muy importantes o que operen en muchos países.

MANTENER LOS APOYOS
En opinión del FMI «no es hora de tomar riesgos y quitar» los apoyos extraordinarios que han dado los países al sistema financiero para enfrentar la actual crisis económica.

El número dos del FMI dijo que el principal reto para el futuro será:

«Alcanzar un equilibrio razonable entre la apertura financiera necesaria para apoyar la innovación, la inversión y el crecimiento de la economía, y lograr una regulación y supervisión efectiva del sistema que limite los riesgos derivados de los excesos de los bancos y la inestabilidad».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído