Miles de pasajeros esperan en Heathrow la reapertura del espacio aéreo

Miles de pasajeros esperan en Heathrow la reapertura del espacio aéreo
. Agencia EFE

El mayor aeropuerto del Reino Unido, Heathrow, con un tránsito diario de 180.000 pasajeros y 1.300 vuelos, acoge a miles de personas que no pudieron viajar por la erupción de un volcán en Islandia y descartan pasar la noche en un hotel, que la mayoría de aerolíneas no pagarán.

«El coste de hotel no se cubre porque las cancelaciones son consecuencia de las circunstancias (meteorológicas), no de un fallo técnico o un retraso de nuestros vuelos», dijo a Efe una de las responsables de la compañía española Iberia en el aeropuerto londinense.

La erupción del volcán Eyjafjallajokull, en Islandia, ha generado una nube de cenizas que, al desplazarse con el viento, podría afectar a los motores de las aeronaves que sobrevuelan muchos países europeos, así como la visibilidad.

Así, el Servicio de Control del Tráfico Aéreo Nacional (NATS) prohibió desde ayer la presencia de vuelos en el espacio británico, con excepción de las situaciones de emergencia.

A las 09.20 hora local aterrizaba el último vuelo en Heathrow, desde donde, sin embargo, continuaron despegando aviones hasta aproximadamente las 11.00, entre ellos los cinco de la compañía española que volaron hacia la península Ibérica.

Como consecuencia de las cenizas volcánicas, el NATS anunció a primeras horas de ayer que la prohibición afectaría a todos los vuelos con salida antes de las 18.00 hora local (17.00 GMT), aunque posteriormente amplió ese período hasta «al menos» las 07.00 hora local (06.00 GMT) del viernes.

En su último anuncio, tras una revisión de la situación realizada a las 19.00 GMT, el organismo británico dijo que las restricciones se mantendrán hasta la 13.00 hora local (12.00 GMT).

«La nube de ceniza volcánica sigue cubriendo buena parte del Reino Unido (…) El NATS advierte de que las restricciones se mantendrán en el espacio aéreo británico al menos hasta las 13.00 hora local», afirma el centro en un comunicado.

Durante la tarde de ayer, numerosos pasajeros llegaban a las instalaciones de Heathrow en busca de nuevos detalles sobre la situación y las posibles alternativas que ofrecían las aerolíneas, como el cambio de fecha para volar de manera gratuita durante los próximos siete días que ha propuesto Vueling.

Aunque algunos acudían al aeropuerto sin haber tenido noticias previas sobre la cancelación de todos los vuelos con origen o destino en el país, la mayoría sabía de antemano lo que se iba a encontrar.

«Hemos venido aquí a enterarnos de algo y veo que nos iremos sin nada. Iremos a un pub a pensar (las alternativas)», bromearon unos pasajeros españoles que debían volar por la tarde a la ciudad española de Barcelona.

Mientras, una pareja de mexicanos que tenía previsto salir hacia Nueva York aseguró a Efe que teme «irse del aeropuerto y después no poder volver», por lo que decidió esperar en la calle, a las puertas de la terminal de salidas, cerrada al público.

Todos los que quisieron ahorrarse la noche de hotel fueron tomando durante la tarde asiento en las distintas terminales de llegada del aeropuerto, donde la estampa más común es la de viajeros delante del ordenador, al teléfono o tratando de acomodarse delante de un libro.

Entre los demás aeropuertos británicos con mayor tráfico también se encuentra el londinense de Gatwick, por el que sólo pasaron 168 vuelos de los 679 esperados.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído