Airbus asegura que los ajustes en el calendario del A350 no retrasarán las entregas

Airbus asegura que los ajustes en el calendario del A350 no retrasarán las entregas
. Agencia EFE

El fabricante aeronáutico europeo Airbus asegura que los ajustes en el calendario para la industrialización de su futuro avión A350 realizados el pasado año no supondrá retrasos en las entregas, que deben empezar a mediados de 2013.

Así lo afirma el director del programa del A350, Didier Evrard, en una entrevista que publica hoy el diario francés Le Figaro, en la que reconoce que el pasado año había acordado «tres meses más» con sus equipos para trabajar en elementos como el diseño o algunas «partes críticas» del aparato.

Ese aplazamiento respecto al calendario inicial «ha reducido nuestro margen de seguridad» y retrasado en tres meses la puesta en marcha de la planta de ensamblaje final en Toulouse (sur de Francia) hasta el tercer trimestre de 2011, explica Evrard.

«Una parte del margen previsto para las pruebas en vuelo se ha ‘consumido’ y se ha redefinido la planificación de esos test en doce meses», precisa.

En cualquier caso, el responsable del programa insiste en que eso «no cuestiona la primera entrega prevista para mediados de 2013 a Qatar Airways», un año después del inicio de los vuelos de prueba.

Para garantizar esos plazos se han construido maquetas físicas y demostradores que permiten a los equipos de Airbus y a los de sus proveedores entrenarse, por ejemplo en el aumento de la cadencia de la producción, que deberá pasar desde el inicio a un máximo de diez unidades del A350 al mes.

Preguntado sobre si no hay riesgo de retrasos en la fase industrial como ha ocurrido con el avión gigante A380, con problemas de cableado y de coordinación entre las plantas de Hamburgo (Alemania) y Toulouse, Evrard responde que eso se ha solucionado.

«Desde la fase de desarrollo el programa lo ha dirigido una organización integrada y trasnacional», lo que significa que «desde el principio han trabajado juntos en Toulouse 1.000 ingenieros».

Además se han revisado las relaciones con los proveedores, a los que se les ha confiado un 50% de la «aeroestructura» del aparato, frente al 25-30% que tienen en modelos precedentes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído