El secretario general de la Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Jorge Jordana

La distribución «no podrá aguantar sin repercutir la subida del IVA»

No descartan que el consumo caiga más en lo que queda de año

El secretario general de la Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Jorge Jordana, afirmó este martes que «no se puede esperar que el sector alimentario ajuste más sus márgenes» y auguró, por ello, que «la próxima subida del IVA se repercutirá» en los precios, en contra de lo anunciado por algunas cadenas de distribución.

«No creo que puedan aguantar sin subir el IVA; nos hemos quedado sin margen» en un 2009 «muy malo», dijo Jordana en rueda de prensa.

De hecho, no descartó que el consumo caiga más en lo que queda de año, de la mano del incremento del IVA, sumado a la posible subida de impuestos a las rentas altas y a la climatología, ya que «el calor está llegando tarde, perjudicando a los productos estacionales».

Confió, además, en que todo ello no provoque que las marcas blancas sigan ganando cuota de mercado, después de hacerse, en 2009, con casi un 40% del total, alcanzando porcentajes aún mayores para algunas categorías (como la charcutería, las conservas y los platos preparados).

Según Jordana, «este año el consumo interno no será muy alto; no será un motor para el sector». Por ello, este se refugiará en las exportaciones, tanto a la eurozona (acapara el 70% de las exportaciones del sector) como a países emergentes (como Brasil, China, Korea y Rusia).

Las exportaciones de alimentos y bebidas alcanzaron los 15.053 millones de euros en 2009, mientras que las importaciones se situaron en 14.787 millones de euros. Así, la balanza comercial arrojó un saldo positivo de 266 millones de euros, que, según el sector, son muestra de la competitividad de los productos españoles.

Asimismo, en 2009 las ventas de la alimentación y la bebida fueron de 84.600 millones de euros, un 3,4% menos que el año anterior, que la patronal atribuye al descenso de los precios. Esta cifra supuso el 14% de las ventas netas de la industria y el 8% del PIB español.

Los datos del pasado ejercicio también revelan que el IPRI de los alimentos (Índice de Precios Industriales) de estos productos cayó un 2,8%, mientras que el IPC (Índice de Precios al Consumo) lo hizo en un 2,6%. En cuanto a las bebidas, el IPRI creció un 0,4% y el IPC un 0,8%.

El consumo alimentario total en 2009 fue de 1.899 euros por persona. En concreto, el consumo de los hogares aumentó un 0,97%, mientras que el gasto se redujo un 1,98%, debido al estrechamiento de los márgenes comerciales.

En restauración, el consumo cayó un 9,46% y el gasto lo hizo en un 10,25%; se observa así que «la gente come más en casa y menos fuera». En instituciones (organismos públicos, etcétera) el consumo se vio mermado en un 3,95% y el gasto en un 2,74%.

Asimismo, el año 2009 se vio caracterizado por un proceso de concentración, de tal modo que el número de empresas se redujo un 1%, que sigue la tendencia de los últimos años.

PRIMER TRIMESTRE 2010

La FIAB presentó hoy el «Primer Barómetro del sector alimentario y bebidas», relativo al primer trimestre de 2010.

Estos datos muestran que el Índice de Producción Industrial creció, en los tres primeros meses del ejercicio, un 11,9% en la industria de la alimentación y decreció un 1,4% en la de la bebida. La media de la industria se situó en el +6,8%.

La balanza comercial siguió siendo positiva entre enero y marzo. Frente a unas importaciones de 3.304 millones de euros, las exportaciones alcanzaron los 3.711 millones, lo que supone un saldo positivo de 407 millones. Según Jordana, «este año el sector alimentario también aliviará la balanza comercial española».

Jordana defendió la estabilidad y solidez de este sector, tanto en términos de ventas como de empleo. Sin embargo, sostuvo que se enfrenta al problema de que «somos invisibles para los políticos». Criticó, de hecho, la ausencia de medidas enfocadas a este sector, que «ha desaparecido del documento de Zurbano», tras haber aparecido en el primer borrador.

«Este sector podría tener un crecimiento espectacular, pero no nos ven. Si no te ven, no se ocupan de ti y no te desarrollas», dijo.

Por último, Jordana apuntó que, «a pesar de la crisis, el gasto en I+D+i creció en 2009» en este sector, frente al descenso experimentado en otros sectores económicos. En concreto, llegó hasta los 35 millones de euros en 2008 (último año del que se dispone de datos).

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído