Iberdrola venderá tres filiales de gas y destinará su importe a construir una línea de interconexión entre EEUU y Canadá

El grupo Iberdrola, a través de su filial estadounidense Central Maine Power (CMP), ha cerrado la venta de tres filiales de gas, cuyo importe destinará a la construcción de una línea de interconexión eléctrica entre Estados Unidos y Canadá.

Según informó hoy Iberdrola, esta iniciativa, que va a beneficiar las interconexiones eléctricas entre Massachussets, New Hampshire y Maine, así como entre este último estado y Canadá, está valorada en alrededor de 1.400 millones de dólares (unos 1.148 millones de euros), que serán sufragados por los clientes de toda la región de New England a través de las tarifas.

Mediante este proyecto, denominado «Maine Power Reliability Program», Iberdrola construirá y renovará alrededor de 800 kilómetros de líneas de transporte de energía eléctrica, de entre 115 y 345 kV (kilovoltios), y pondrá en marcha cinco nuevas subestaciones de 345 kV en la citada región, ubicada al noreste del país.

La nueva infraestructura de redes, cuya aprobación acaba de ser anunciada por la Comisión de Servicios Públicos de Maine (MPUC), servirá para atender las necesidades de siete millones de consumidores eléctricos en New England, entre los que figuran los 600.000 clientes de CMP.

Además del visto bueno de esta Comisión, la nueva infraestructura de redes también ha recibido ya la aprobación del Departamento de Protección Medioambiental de Maine, así como de más de la mitad de los alrededor de 80 municipios afectados por los trabajos. La filial de Iberdrola USA prevé también obtener en breve el permiso federal del U.S. Army Corps of Engineers.

Está previsto que a lo largo del mes de junio de este año comiencen los trabajos para la construcción de estas instalaciones, que estarán operativas en cinco años -para 2015- y que valdrán, asimismo, para fomentar la integración de las renovables en el sistema eléctrico de Maine, estado deficitario en generación de electricidad pero con un gran potencial de crecimiento en este sector.

DESINVERSIONES

Según informaron a Servimedia fuentes de la compañía, la venta de las filiales de gas en Estados Unidos por unos 1.300 millones de dólares (aproximadamente 1.066 millones de euros) se enmarca en el Plan de Desinversiones de Iberdrola para el periodo 2010-2012, que contempla la obtención de 2.500 millones de euros.

Las tres distribuidoras de gas de las que Iberdrola se ha desprendido en los Estados de Connecticut y Massachussets son activos no estratégicos que no generaban sinergia alguna para el grupo.

En concreto, Connecticut Natural Gas Corporation (CNG), The Southern Connecticut Gas Company (SCG) y The Berkshire Gas Company (BGC) cuentan con casi 369.000 puntos de suministro a los que distribuyen 1,6 bcm (millones de metros cúbicos) a través de una red de 8.075 kilómetros

Además, mediante esta doble operación, Iberdrola se desprende de activos no estratégicos cuya rentabilidad sobre recursos propios (ROE) rondaba el 9% ,para invertir en otros estratégicos cuyo ROE ascenderá al 13%.

Iberdrola ha recibido media docena de ofertas por las filiales de gas. En cualquier caso, las citadas fuentes dejaron claro que esta operación está supeditada a la obtención, a lo largo de los próximos meses, de los pertinentes permisos regulatorios por parte de las autoridades de Connecticut y Massachussets.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído