El experto financiero ve al Gobierno "muy perdido"

Tomás Calleja, presidente de Fiatlux: «En estos momentos España es un país intervenido»

Aunque el Ejecutivo español solicitase un rescate económico no se lo darían.

A pesar del interés del Gobierno de promover y anunciar que la economía española se está recuperando, lo cierto es que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha vuelto a rebajar nuestro crecimiento del 0,9% inicial al 0,6%. Además, el Banco de España ha anunciado un recorte en los préstamos bancarios para las empresas y particulares.

Tomás Calleja, presidente de Fiatlux y profesor de la Universidad de Deusto, de la de Navarra, de Francisco de Vitoria y de la escuela de negocios ESADE, es una de las personas que mejor conoce el sistema político económico español.

Ya ha empezado el verano, pero el gobierno español, este año, no se irá muy tranquilo de vacaciones. Tomás Calleja considera que nuestras grandes asignaturas pendientes son tres.

La primera es la democracia, ya que tenemos una democracia cara y débil, la segunda es la industria que hemos perdido en 60% de nuestra industria en los últimos 15 años y la tercera es la competitividad porque España es muy poco competitivo en todos los rankings internacionales e instituciones que están especializadas en este tema.

Para Tomás Calleja esta crisis ha sido originada por la avaricia de la bancos y la incompetencia de nuestros políticos. «Tenemos probablemente una de las bancas más avaras y una de las clases políticas más incompetentes».

Me gustaría pensar que el gobierno miente pero el problema es que no sabe y como no sabe, no se da cuenta de cuando miente. El gobierno está muy perdido.

Aunque el Ejecutivo español solicitase un rescate económico no se lo darían. Según explica este experto en Economía, España ha estado ya dos veces a punto de quebrar y es un riesgo que en este momento sigue siendo real. Por eso, en su opinión España tiene más posibilidades de hundirse que de levantarse

Tomás Calleja ve peligrar el futuro de la Unión Europea porque «no funciona» ya que «los países que lo hacen menos mal tienen que ayudar a los que lo hacen peor.»

En estos momentos España es un país intervenido. Esto no se ha explicado claramente, pero en realidad estamos intervenidos. Los presupuestos generales ya no les tienen que aprobar sólo en el Parlamento, sino que los tienen aprobar Europa y Alemania. Estamos guiados por ellos porque es la única forma de garantizarles el dinero.

El sistema político le ha dado mucho poder a los políticos y ahora no hay nadie que pueda controlarles. Cuando un sistema político no es controlable se degrada.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído