(Ampliación) «la Caixa» redujo un 7,5% su beneficio en el primer semestre

«La Caixa» cerró el primer semestre del ejercicio con un beneficio neto de 902 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,5% con respecto a los 975 millones de igual periodo del año anterior.

Según informó hoy la caja catalana, el margen de intereses se situó en los 1.746 millones de euros, anotando una caída del 13,5%, mientras que el margen bruto alcanzó los 3.697 millones (-1,4%).

La compañía explica que durante el primer semestre no se ha dispuesto del fondo genérico para insolvencias, que permanece en los 1.835 millones de euros, del cierre del ejercicio 2009.

Además, las plusvalías extraordinarias de 233 millones netos atribuidos se han destinado en su totalidad a provisiones.

La entidad insiste en que ha logrado incrementar un 1% el margen de explotación, gracias a «una intensa actividad comercial, y a pesar de un entorno de duros ajustes de precios».

Con estos resultados, prosigue la caja, se mantiene «la elevada fortaleza financiera, se reduce el ratio de morosidad y aumenta la cobertura, sin disponer del fondo genérico para insolvencias».

La liquidez del Grupo alcanzó los 17.425 millones, el 6,2% del activo, y en su práctica totalidad de disponibilidad inmediata.

Por su parte, «la Caixa» cobró a sus clientes en concepto de comisiones bancarias 679 millones de euros, un 4,6% más sobre los 650 millones del año anterior.

Con todo ello, el volumen total del negocio se ha situado en los 423.717 millones, gracias al crecimiento sostenido de los créditos y de los depósitos.

De este modo, la cartera de créditos sobre clientes ha aumentado en 4.646 millones en el semestre (+2,6%), hasta los 182.672 millones, con 1.015.648 operaciones en los 12 últimos meses y 98.282 millones de riesgo concedido.

La caja logró mantener contenida la tasa de morosidad. En concreto, se situó en junio en el 3,46%, desde el 3,42% del mismo mes del año anterior.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído