Viajes Marsans despedirá a toda la plantilla

Los propietarios de Viajes Marsans y el comité de empresa han alcanzado un acuerdo por el que el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) se aplicará a toda la plantilla, unos 1.400 empleados.

Así lo explicó este miércoles a Servimedia una fuente de UGT, quien detalló que este preacuerdo se alcanzó durante la madrugada.

Indicó también que dicho acuerdo está pendiente de la firma por parte de la empresa y el comité, así como de la aprobación por parte de la Dirección General de Trabajo y de la jueza que tramita el concurso de acreedores de la compañía.

El objetivo de los trabajadores es que el ERE pueda ser ejecutado el 31 de julio, �para acabar con el desgaste psicológico� que sufre la plantilla y para que la gente pueda tener clara su situación.

Con este nuevo acuerdo, se elimina la posibilidad de que los trabajadores que no se acogieran al ERE extintivo pudieran acogerse a uno suspensivo, que les permitiera cobrar el paro durante unos meses. Según explicó la fuente consultada, esta decisión ha sido aceptada por el comité al considerar que �ni siquiera la dirección se cree el plan de viabilidad que ha presentado�.

Pese a ello, el acuerdo incluye una cláusula que garantiza que los trabajadores de Viajes Marsans tendrán preferencia para ser nuevamente contratados si los actuales propietarios reflotan la empresa o si aparece un inversor interesado.

Los empleados de Marsans recibirán una indemnización de 32 días por año trabajado con un máximo de 30 mensualidades o 70.000 euros. Además, se creará un fondo de 1,9 millones para ayudar a los trabajadores de entre 50 y 63 años, los que quedan en una situación más compleja para encontrar un nuevo empleo.

MISMO FUTURO RESTO EMPRESAS

Con respecto al resto de empresas del grupo, Rural Tours, Viajes Crisol, Marsans Technology y Tiempo Libre-Mundicolor; la fuente indicó que �todo apunta a que se llegue a una situación similar�. En estas compañías trabajan algo más de 600 personas.

Viajes Marsans está inmersa en concurso de acreedores desde el pasado 25 de junio, tras ser reclamada dicha actuación por 21 acreedores de la compañía, dirigida hasta el pasado 10 de junio por Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual.

En esa fecha, la empresa Posibilitum, presidida por Ángel de Cabo, adquirió Marsans junto a otras sociedades del presidente de CEOE por 600 millones de euros.

Para esta fuente, �los hechos demuestran que la venta fue un bluf, un traspaso de deuda, ya que la función de los nuevos propietarios era liquidar la empresa�.

�Se trataba de que ellos dieran la cara para que Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual se quitaran de en medio y para eso fueron contratados�, concluye.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído