Los hosteleros proponen fumaderos en sus establecimientos, como en otros 24 países de la UE

El presidente de la Federación Española de Hostelería, José María Rubio, apostó este jueves por instalar habitáculos cerrados, perfectamente compartimentados y sin servicio de restauración en todos los bares y restaurantes para que puedan fumar en ellos los clientes que lo deseen y preservar del humo, al tiempo, a los que no quieran consumir tabaco. La medida no convence ni a médicos ni a sindicatos, porque entienden que no protege realmente la salud de los no fumadores.

Rubio, que compareció en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados para hacer sus aportaciones a la reforma de la ley del tabaco, explicó que en estos fumaderos no estaría permitida la entrada de menores ni la de camareros para servir comida o bebida, aunque los clientes sí podrían pasar a ellos con sus propias consumiciones.

Según dijo, la idea es que los locales puedan dedicar hasta un 30% de su superficie a estos lugares para fumadores y que los instalen los que lo deseen. Quienes no quieran hacer esta habitación, prosiguió, tendrían que declararse libres de humos.

El presidente de los hosteleros afirmó que esta medida se aplica ya con éxito en 24 países de la Unión Europea. En todos, aseguró, salvo en Reino Unido, Irlanda y Chipre, donde la ley prohíbe por completo el consumo de tabaco en bares y restaurantes.

Para hacer esta iniciativa una realidad en España, el sector de la hostelería pide una moratoria de 18 meses desde que la reforma legal del tabaco entre en vigor.

Si finalmente no se acepta su sugerencia, la hostelería tendría unas pérdidas del 10%, lo que se traduciría en el despido de 145.000 empleados, advirtió Rubio, quien añadió que los peor parados serían los autónomos, que sólo en la restauración son unos 200.000.

INSATISFACCIÓN

La propuesta de los hosteleros no gusta a la Organización Médica Colegial (OMC), ni al Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), ni a UGT y CCOO, que coinciden en señalar que no preservaría realmente la salud de los no fumadores, que respirarían humo cuando se abriera y cerrara la puerta de estos habitáculos, o cuando, en el caso de los limpiadores, entraran en ellos para realizar su trabajo.

«No creo que haya ningún sistema que realmente sea eficaz para evitar el humo del tabaco a los trabajadores», aseguró Marisa Rufino, secretaria confederal de Salud Laboral de UGT, que también dio su parecer sobre la reforma del tabaco este jueves en el Congreso.

Como Rufino opinaron el presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez, y la presidenta del CNPT, María de los ángeles Planchuelo, que apuntaron, además, que la medida sería discriminatoria para los hosteleros que no pudieran afrontar el establecimiento de un habitáculo en sus locales.

EL JUEGO

Además de la hostelería, los sindicatos y el CNPT, compareció ante los diputados para dar su visión de la reforma Ángel María Escolano, presidente de la Asociación Española de Casinos de Juego (AECJ), quien apostó por que estos lugares sean una excepción en la nueva norma y no tengan que declararse libres de humo.

Según argumentó, el juego es un sector muy asociado al tabaco que perdería hasta un 20% de su negocio y que fluiría hacia la ilegalidad si se prohibiera fumar en los casinos, donde, por otra parte, hay ya zonas para consumir tabaco perfectamente separadas de las libres de humos.

En este sentido, Escolano se mostró convencido de que si la ley sale adelante tal y como está planteada ahora, fomentaría el «juego clandestino».

Por último, el presidente de los locales de juego subrayó que sus trabajadores no están actualmente expuestos al humo del tabaco más allá de dos horas diarias, ya que rotan entre zonas de fumadores y no fumadores en su servicio.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído