29-S.-Zapatero dice que respeta a los sindicatos pero que el «deber» del Gobierno es «intentar cambiar las cosas»

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha mostrado su «respeto» a los sindicatos ante la huelga general del miércoles, pero ha subrayado que su «deber» es tomar medidas para generar más empleo, especialmente entre el colectivo juvenil.

«Sabéis que respeto a los sindicatos profundamente y nunca saldrá de nuestras filas alguien que quiera restringir los derechos de los sindicatos. Ellos tienen el derecho a la huelga, pero el Gobierno tiene el deber de intentar cambiar las cosas para que se genere más empleo y pueda haber posibilidades para los jóvenes», ha indicado.

Así, el también secretario general de los socialistas españoles ha participado esta mañana en un mitin en la Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza, ante más de 1.500 personas, donde ha criticado al presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, de quien ha dicho –irónicamente– que es «milagroso» cómo hace la política.

Al mismo tiempo, ha comentado que, sin conocer los pormenores del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), los populares han dicho que no vale «nada». En su opinión, el PP hace política «sin leer» y «sin pensar». «En realidad, a los populares sólo les importa la intención de dañar políticamente al Gobierno», ha puntualizado.

Además, el presidente ha defendido la reforma económica que está emprendiendo el Ejecutivo y ha afirmado que los cambios que se están introduciendo en el mercado laboral y en el sistema de pensiones harán funcionar la economía española durante las tres próximas décadas.

Concretamente, ha dicho que el socialista Felipe González también hizo, como presidente del Gobierno central (1982-1996), una «importante reforma económica» en los años 80, que suscitó numerosas críticas entonces y décadas después es vista como «necesaria».

«Estamos haciendo en dos años una reforma, dentro de la mejoría de la cohesión social que va a permitir funcionar mejor a la economía española durante los próximos 20 años», ha explicado, a la vez que ha criticado a los que hablan de reformas pero no dicen cuáles y ha dicho que, cuando el Gobierno ha presentado la reforma laboral, «el PP sale corriendo» porque los populares «tienen pocas ideas» y «no tienen el coraje, la responsabilidad, la valentía» de asumir los ataques subsiguientes.

JOVENES

Igualmente, ha apuntado que los jóvenes los que más dificultades tienen en la actualidad, como consecuencia de la crisis económica, aunque ha puntualizado que más de 200.000 reciben ayudas del Estado para emanciparse. Así, ha recordado que muchos de ellos no tienen empleo, aunque la mayoría tiene «una buena cualificación» profesional, y ha reconocido la importancia de que el mercado laboral sea «adecuado».

En este sentido, se ha dirigido a los más jóvenes y ha dicho que «toda la sociedad está llamada a arrimar el hombro» en su favor y como ejemplo ha mencionado el aumento de la recaudación de impuestos directos para las rentas más altas y ha confiado en que el PP apoye esta medida, acordada el viernes pasado por el Consejo de Ministros. «La reforma laboral se ha hecho para ayudar a que se contraten a más jóvenes en el mercado de trabajo», ha dicho Zapatero

«Hay que cambiar cosas» en el mercado global, en el sistema productivo, en las cuentas públicas «y lo que hacemos ahora es tomar las medidas adecuadas que nos permitan garantizar prosperidad, empleo», ha comentado Zapatero, a la vez que ha recalcado que el 80 por ciento de trabajadores en paro tienen una prestación, ha dicho Zapatero.

Ante la crisis, Zapatero ha recomendado la «máxima defensa de la cohesión social» y «mejorar la productividad, el mercado laboral, el sistema financiero», así como impulsar la I+D+i. También ha señalado que los gobernantes reciben la confianza ciudadana para desempeñar sus funciones en los momentos buenos y malos. «Trabajamos y trabajaremos en interés de los trabajadores», lo cual «no me lo puede discutir nadie», ha sentenciado.

REFORMA DE PENSIONES Y HUELGA

A esto ha añadido que a España le conviene una reforma de las pensiones. «Podemos hacerla ahora o esperar a que dentro de 10 años tengamos problemas», ha avisado. Si se hace ahora se realizará de una forma «tranquila» y «con consenso», con la garantía de que de aquí a 30 años seguirá habiendo pensiones, ha opinado, tras lo cual ha expresado que «va a haber muchas más personas que van a ingresar en el sistema de pensiones y van a vivir muchos más años con una pensión mucho mejor», de lo que ha deducido que «como los números son los que son, tenemos que hacerla».

Asimismo, ha prometido que mantendrá «el objetivo del diálogo social más allá de la huelga general» del próximo 29 de septiembre y ha afirmado que hay muchos cambios del mercado laboral, social y de las pensiones que «aconsejan la máxima capacidad de concertación, el máximo diálogo posible».

Zapatero ha garantizado en este sentido que hará «todos los esfuerzos» para mantener el diálogo con la patronal y los sindicatos. El presidente ha manifestado su «respeto» a los sindicatos. «Nunca saldrá de nuestras filas quien quiera restringir» los derechos de los sindicatos, ha proclamado.

Para ello, demostrando el «profundo respeto» al rechazo de la reforma laboral por parte de los sindicatos, Zapatero ha hecho una llamada a «la responsabilidad» para mejorar el empleo, así como optimizar la formación de los trabajadores, y ha pedido a todos que hagan «propuestas para abordar el problema más grave que tenemos, el paro juvenil» y la precariedad laboral. La tarea de los próximos meses será «decisiva» para el «futuro de España», ha opinado. Serán «meses decisivos» y en esa tarea ha valorado «como extraordinariamente importante» el apoyo de los militantes del partido.

José Luis Rodríguez Zapatero ha animado a toda la ciudadanía a tener confianza en el futuro de Aragón y España, un «gran país» que es «la novena potencia mundial económica» con una renta per capita por encima de la media europea, que en los últimos cinco años ha visto como crecía la política de gasto social en un 40 por ciento, aumentando los derechos sociales y las pensiones mínimas, así como las becas. Ha recordado que fue el Gobierno central del PSOE el que impulsó la Ley de Atención a la Dependencia, que servirá para atender en 2011 a más de un millón de ciudadanos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído