Madrid. El Pleno del Ayuntamiento pide al Gobierno de Zapatero una línea de crédito para pagar a empresas y proveedores

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó este martes una proposición en la que insta al Gobierno a poner en marcha, en el plazo de un mes, la nueva línea de crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO) destinada a que las entidades locales puedan hacer frente al pago de deudas a empresas y autónomos.

La proposición, presentada por el PP y a la que se sumaron PSOE e IU, según informó el Consistorio, fue defendida por el delegado de Hacienda, Juan Bravo, quien recordó que dicha línea de crédito está prevista en la disposición adicional cuarta de la ley del 5 de julio por la que establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

Bravo explicó que esta línea de crédito suponía una respuesta, al menos parcial, a la reiterada demanda de las corporaciones locales al Gobierno de España para que adoptase medidas coyunturales que permitiesen compensar, al menos parcialmente, la falta de un nuevo modelo de financiación.

«Sin embargo, el balón de oxigeno se trasformó en un jarro de agua fría cuando el Gobierno afirmó que no tenía ninguna intención de dar cumplimiento a este mandato imperativo», lamentó Bravo, que también recordó que el pasado día 7 el Congreso de los Diputados instó al Gobierno a cumplir con su obligación articulando de forma inmediata la línea de crédito del ICO.

«Lo que estamos pidiendo es que nos deje pagar a contratistas y proveedores, sin duda el eslabón más débil de una cadena que amenaza con romperse», advirtió Bravo. El delegado se refirió al anuncio de las empresas de limpieza de la capital de que dejarán de pagar las nominas de sus trabajadores porque el Consistorio no les paga desde hace meses.

«Han sido las primeras», dijo, y «espero que esto sirva de llamada de atención a un Gobierno que hasta ahora ha estado sordo a todas las advertencias que hemos estado haciéndole desde los ayuntamientos. Ignorar el déficit de financiación local y recortar la tesorería de los ayuntamientos sólo podía conducir a esta situación».

Según Bravo, hasta el mes de julio de 2009 el ayuntamiento mantuvo un ritmo de pagos razonable, pero desde entonces «las dificultades que el Gobierno de España nos está poniendo para poder gestionar adecuadamente nuestra tesorería, han terminado por afectar de forma más que sensible al plazo medio de pago», de manera que los pagos están «paralizados prácticamente».

REFINANCIACIÓN

El delegado de Hacienda informó de que el Gobierno de Zapatero ha denegado al ayuntamiento la autorización para que pueda refinanciarse los vencimientos de deuda del ejercicio en dos ocasiones consecutivas, y explicó que «en ambos casos, al ser el importe de endeudamiento solicitado inferior al de los vencimientos del ejercicio, ni se habría incrementado el stock de deuda de este ayuntamiento, ni se habría generado déficit, por lo que la decisión resulta aún más incomprensible».

Según Bravo, de ese modo la tesorería municipal ha perdido 550 millones de liquidez. A su juicio, esta decisión no puede justificarse por la elevada deuda del consistorio, ya que «la carga financiera del Ayuntamiento de Madrid es absolutamente proporcionada a su volumen presupuestario, puesto que dedicamos sólo 3,34 euros de cada 100 al pago de intereses».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído