Los sindicatos docentes, divididos ante la convocatoria de huelga general

Los principales sindicatos que representan a los trabajadores de la enseñanza del sistema educativo español han manifestado posturas contrarias ante la convocatoria de huelga general prevista para este miércoles contra la reforma laboral del Gobierno, bajo el lema ‘Así no’.

Mientras las federaciones de enseñanza de CC.OO, UGT y Unión Sindical Obrera (USO) hacen un llamamiento al paro total de trabajadores, otras organizaciones como Anpe o CSI-F Enseñanza han alegado que éste «obedece a estrategias políticas» y «no va a solucionar ninguno de los graves problemas del profesorado».

Si bien Anpe ha reconocido que existen motivos «para reprochar duramente al Gobierno español su mala gestión de la crisis económica», también ha asegurado que no va a secundar la huelga general por considerar que los convocantes de la misma «son corresponsables con sus actuaciones de la situación que se está viviendo».

A juicio de esta organización, CC.OO y UGT «han lesionado gravemente» ante la sociedad el concepto de representación sindical democrática, al tiempo que han lamentado que estas organizaciones «hayan demorado las medidas de presión que hubieran sido necesarias desde el inicio de la crisis».

En la misma línea se ha mostrado el presidente de CSI-F, Eliseo Moreno, que, en declaraciones a Europa Press, ha señalado que después del «escaso» seguimiento de la huelga contra los recortes a la función pública del 8 de junio, «ahora los funcionarios no van a estar dispuestos a que sus salarios se resientan por participar en la general». «No vamos a seguir este paro y tampoco vamos a hacer nada al respecto», ha apostillado.

También desde USO se han mostrado críticos hacia las organizaciones sindicales que convocan el paro, a las que acusan de «contribuir a que se llegara a la situación existente de deterioro del empleo estable y de merma de derechos laborales y sociales», así como del «debilitamiento» del movimiento sindical con su «sectarismo excluyente» en el diálogo social.

No obstante, esta federación de enseñanza ha asegurado que antepone el «interés común» al suyo propio para hacer un llamamiento a la huelga general del 29 de septiembre que prevé que sea «un éxito» para los trabajadores de las empresas y las Administraciones Públicas.

‘¡LA ENSEÑANZA TAMBIEN PARA!’

FETE-UGT y FE-CC.OO. han señalado que el principal motivo de la huelga es expresar el «contundente rechazo» de los trabajadores a las políticas «de recortes sociales y supresión de derechos» decretadas por el Gobierno «bajo el amparo de las directrices europeas».

Así, y por lo que respecta al ámbito educativo, estas organizaciones han expresado en un comunicado conjunto su rechazo a los «brutales» recortes salariales para los empleados públicos, entre los que se encuentran «miles» de docentes que imparten la enseñanza en centros públicos y concertados.

A juicio de estos sindicatos, la lucha contra el fracaso y el abandono temprano que padece el sistema educativo español necesita de recursos humanos y materiales, «sobre todo en una coyuntura caracterizada por un desbocado incremento del paro entre los jóvenes, muchos de ellos sin titulación básica».

7,6 MILLONES DE ALUMNOS AFECTADOS

Según las previsiones de las federaciones de enseñanza de CC.OO y UGT, La huelga podría afectar a 7,6 millones de alumnos de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional.

Estos sindicatos han informado de que casi un millón de profesores (969.066) están llamados a participar en este paro. Así, los 680.381 profesores de centros públicos no universitarios y 184.700 de centros concertados y no concertados, 91.877 docentes de la universidad pública, y 12.108 de la privada están convocados por a secundar la huelga.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído