El presupuesto para discapacidad tampoco se libra del tijeretazo

Las políticas estatales sobre discapacidad, como las de dependencia, tampoco se librarán del tijeretazo económico del Gobierno, ya que su presupuesto para 2011, que suma un total de 6,56 millones de euros, disminuirá más de un 14% (1,03 millones de euros) con respecto al de este año, que ascendió a 7,59 millones.

Según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011, el Ejecutivo destinará en el próximo ejercicio un total de 1,32 millones de euros al Plan de Acción para Personas con Discapacidad y 5,24 millones de euros más para otros programas dirigidos también a esta población, lo que supone una suma de 6,56 millones de euros para este colectivo, 1,03 menos que en 2010.

Con el dinero que recibirá el III Plan de Acción para Personas con Discapacidad el Ejecutivo pretende afrontar, junto con las comunidades autónomas, problemas de la población con discapacidad, mediante acciones del sistema arbitral o de la lengua de signos y medios de apoyo a la comunicación oral, entre otras.

Los otros 5,24 millones de euros servirán para sufragar programas de integración impulsados por las organizaciones sin ánimo de lucro para ciudadanos con discapacidad y sus familias.

Por otra parte, el Estado aportará en 2011 para el abono de las prestaciones derivadas de la Ley de Integración Social de Minusválidos (Lismi) un importe de 44,31 millones de euros, 6,04 millones de euros menos que en este año, cuando la cuantía ascendió a 50,35 millones de euros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído