(Ampl. 2) La dueña de Gullón restituye a Martínez Gabaldón en el cargo de director general

La primera accionista de Galletas Gullón, María Teresa Rodríguez Sáinz-Rozas, ha restituido en el cargo de director general a Juan Miguel Martínez Gabaldón, quien ganó a la compañía un juicio por despido improcedente y fue indemnizado con nueve millones de euros, la mayor indemnización impuesta en España por este motivo.

Hasta el momento, el cargo de director general lo ocupaba Félix Gullón, hijo menor de Rodríguez-Sáiz Rozas, quien ha sido suspendido de sus funciones, informaron a Europa Press en fuentes próximas a los hijos de la administradora única.

Por su parte, fuentes cercanas a la compañía indicaron que Félix Gullón volverá al puesto de director de Expansión que ostentaba antes de la crisis interna, mientras que sus hermanos Rubén y Hernán ocupan los cargos de directores de Logística y Exportación, respectivamente.

Martínez Gabaldón fue despedido el año pasado por el consejo de administración de la galletera, controlado entonces por los hijos varones y hermanos de María Teresa Rodríguez, por pérdida de confianza en su gestión.

El órgano de gobierno de la galletera acusaba al directivo de la «compra irregular» de terrenos sobre los que se asienta una de las fábricas y de la adquisición de acciones de la empresa sin su conocimiento, por lo que abrió cinco acciones penales contra él, entre las que figura una querella criminal por presuntos delitos de apropiación indebida y estafa.

La voluntad de la sociedad ahora controlada por Rodríguez Sáinz-Rozas es no continuar con estos procedimientos legales, según aseguraron fuentes próximas a la compañía.

Una vez que la mayor accionista ha sido inscrita en el registro como administradora única y ha quedado disuelto el consejo, María Teresa Rodríguez ha presentado al comité de empresa al nuevo director general, según informó en un comunicado.

Rodríguez Sáinz-Rozas y Martínez Gabaldón han «aprovechado la ocasión» para tranquilizar a los miembros del comité, confirmando que mantienen «intactos» todos los planes de expansión de la fábrica, que se realizarán «de manera más rápida y más eficaz». Así, indicaron que no se demolirán las obras que han sido realizadas hasta la fecha.

Asimismo, ratificaron que «quedan garantizados todos los puestos de trabajo existentes» y que el objetivo es seguir creando empleo, especialmente con el proyecto Gullón III.

«En estos tiempos de incertidumbre empresarial, una administración respaldada por el 80,25% del capital social que es de origen íntegramente local es la mayor garantía para que la empresa siga velando por y para los intereses de Aguilar de Campóo», remarcaron. Ambos reconocieron asimismo la «profesionalidad y discreción» de los trabajadores de Galletas Gullón «durante estos difíciles meses».

«ES IMPOSIBLE QUE DEVUELVA EL DINERO».

Por su parte, fuentes próximas a los hijos de María Teresa Rodríguez aseguraron a Europa Press que «en la compañía no han comunicado formalmente nada» acerca del regreso de Gabaldón y consideraron «imposible» que el directivo pueda devolver la indemnización.

Según indicaron las mismas fuentes, Félix Gullón ha sido suspendido de sus funciones y está «a la espera de nuevas instrucciones». Además, señalaron que Martínez Gabaldón estuvo ayer y hoy en la sede del grupo, sin saber «en calidad de qué, pero actuando como administrador» y lamentaron que «cada vez es más difícil un acuerdo», porque la familia «está cada vez más lejos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído